Local

Ganó el miedo al desempleo (así de simple)

el 21 nov 2011 / 00:15 h.

TAGS:

No ha ganado Rajoy, no ha ganado el PP, no ha ganado la derecha. Al margen del voto mayoritario en las urnas, que nadie discute, un partido realmente triunfa si el electorado comulga con su ideología, y buena parte de tan amplísima mayoría en España, sin embargo, no es conservadora, sino que sólo aspira a una necesidad vital: tener trabajo y, por tanto, seguridad económica.

Así es. Saca tu programa económico, conminábanle los socialistas a Rajoy. Para qué, señores, insisto, para qué, si todos tuvimos ocho años de Gobierno de Aznar, y ya sabíamos a qué atenernos en materia económica y social. La gente tiene miedo al paro y quien lo sufre sólo quiere escapar de sus garras. ¿Y tan difícil es de comprender? Rajoy gana, sencillamente, porque ustedes lo hicísteis rematadamente mal y la mayoría de los españoles, ante la desconfianza de ir con vosotros a peor, ha preferido la esperanza –que, por definición es sólo eso, esperanza– de ir a mejor. Para que se entienda: la ilusión ha pesado más que el lobo de los recortes sociales, a ver si vuestra vieja guardia cambia de estrategia. Si no hay una contundente renovación del PSOE, tendremos en este país gobierno del PP durante varias legislaturas.Pero, ojo, santa paciencia para quienes crean, aún hoy, que, con Mariano Rajoy, esto de la crisis será coser y cantar. Pésima herencia la que recibe: una economía estancada, camino de la recesión, un desempleo que causa escalofríos y unos mercados que se ceban con la deuda soberana. No acaba aquí la cosa.

España, aunque se niegue, es un país intervenido de facto, hasta el punto de que su presidente electo es posible que sea antes recibido en audiencia por Merkel y Sarkozy que, como manda la Constitución, por el mismísimo Rey Juan Carlos. Como remate, preparémonos para la tijera, para los recortes sociales. Vendrán, pero tengan cuidado, socialistas, hagan lo posible por sumar y no restar, impónganse un ejercicio de empatía, sea por el bien de este maltrecho país.

  • 1