jueves, 13 diciembre 2018
13:36
, última actualización
Local

García y Torrijos declaran ante la Guardia Civil por las mordidas de Enredadera

La Guardia Civil toma declaración como imputado al portavoz de IU en el Ayuntamiento, José Antonio García.

el 20 nov 2014 / 20:58 h.

TAGS:

Los dos últimos portavoces de IU en el Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos y José Manuel García, conversan durante un Pleno en una imagen de archivo. / Paco Puentes Los dos últimos portavoces de IU en el Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos y José Manuel García, conversan durante un Pleno en una imagen de archivo. / Paco Puentes Nuevo varapalo esta semana para el grupo municipal de Izquierda Unida. La Guardia Civil tomó hoy jueves declaración como imputado a su portavoz en el Ayuntamiento, José Antonio García, y a su antecesor Antonio Rodrigo Torrijos por las mordidas descubiertas en la operación Enredadera que dirige la jueza Mercedes Alaya. Una citación que se produce justo tres días después de que se conociera que la Fiscalía solicita dos años de cárcel y ocho de inhabilitación para Torrijos, que ha presentado su «baja voluntaria temporal» del partido. Parece que la investigación de este caso ha dado un giro hacia sus inicios, poniendo su punto de mira de nuevo hacia la gestión municipal. Los agentes también citaron ayer al exconcejal socialista Manuel Gómez Lobo por las mordidas pagadas por la empresa Fitonovo a cambio de contratos públicos. El lunes tendrán que hacerlo ante la magistrada. La Unidad Central Operativa (UCO) citó ayer a Torrijos en el cuartel de Eritaña a las 11 horas, donde el exconcejal de IU hizo entrada acompañado de su abogada. Hora y media después abandonaba las instalaciones policiales tras haberse acogido a su derecho constitucional a no declarar. El motivo lo explicó el mismo a este periódico: «Por consejo de mi abogada porque desconocemos qué hechos se me imputan al haber secreto de sumario». Torrijos se mostró «muy sorprendido» por su imputación sin alcanzar a comprender los motivos que han llevado a tomar esta decisión. La noticia prácticamente se solapaba con el anuncio de que dejaba su militancia en IU, según fuentes del partido no por esta nueva imputación sino por el hecho de tener que enfrentarse a un banquillo por el caso Mercasevilla, y a penas de dos años de cárcel y ocho de inhabilitación por un delito de fraudes y exacciones ilegales. Se trata de una baja voluntaria temporal para «no perjudicar a nuestra organización en este recorrido judicial que tengo pendiente. Al término del cuál, convencido como estoy de mi inocencia y honestidad, volveré a solicitar el alta como militante», explicó Torrijos en la comunicación enviada a IU para cursar su baja. Por el momento se desconocen los motivos de esta nueva imputación, pero lo que sí es cierto es que entre los 32 detenidos durante la semana pasada se encuentra Antonio Miguel Ruiz Carmona un exasesor técnico de la Delegación de Infraestructura para la Sostenibilidad durante la época de Torrijos al frente de este área, y que hasta su detención era el representante de IU en la Comisión de Mercados Ambulantes del Ayuntamiento. Alaya cree que este imputado cobró 155.000 euros en mordidas.

  • 1