viernes, 19 abril 2019
16:57
, última actualización
Deportes

Garrido entra en el club de los entrenadores con peor estreno liguero en el Betis

El 5-1 de Anoeta es el más malo en casi medio siglo y el sexto en toda la historia de la entidad en Primera División.

el 17 dic 2013 / 09:55 h.

Juan Carlos Garrido dirigió en Anoeta su primer partido de Liga en el Betis / Kiko Hurtado Juan Carlos Garrido dirigió en Anoeta su primer partido de Liga en el Betis / Kiko Hurtado El debut de Juan Carlos Garrido al frente del Betis en la Liga fue desastroso: 5-1 contra la Real Sociedad, último puesto confirmado y la imagen de nuevo por los suelos, a pesar de una primera parte más que digna. Bien está lo que bien acaba, eso está claro, pero tampoco está mal lo que bien empieza. No será el caso del míster valenciano, al menos en lo que atañe a la Liga. En realidad va a ser todo lo contrario, porque semejante estreno ya se ha ganado un hueco entre los peores de la historia de la entidad de Heliópolis en Primera División. Para empezar es el más malo en casi medio siglo. Para encontrar el último precedente similar hay que retroceder hasta la campaña 65-66:en aquella ocasión, el brasileño Martim Francisco dirigió su primer encuentro como entrenador del Betis en la máxima categoría y encajó un contundente 6-1 a manos del Athletic en San Mamés. De todos los debuts nefastos en Primera, el récord está sin embargo en manos de uno de los mayores mitos del beticismo: míster Patricio O’Connell. El irlandés dio al Betis su único título de Liga en la campaña 34-35, pero dos antes, en la 32-33, fue el elegido para dirigir el histórico estreno del equipo en la Liga española y a las primeras de cambio recibió un revés de dimensiones irrepetibles, por lo menos hasta ahora: 9-1, también ante el Athletic y también en su feudo bilbaíno. En aquel primer partido del Betis en Primera, un tal Iraragorri marcó la friolera de cinco tantos. El segundo en la lista de los peores estrenos es Enrique Fernández, que en la temporada 59-60 tuvo la mala suerte de visitar al Real Madrid en su debut oficial como técnico verdiblanco en Primera: el resultado, 7-0. El tercer puesto es compartido ex aequo por el ya citado Martim Francisco y Rosendo Hernández, que un año antes, en la 64-65, también acudió al Bernabéu para sentarse por primera vez en el banquillo bético en la división de honor, con tan mala suerte que encajó otro 6-1. El quinto y último antecedente peor que Garrido es Francisco Gómez Baraga, que en la 42-43 recibió un duro 5-0 en San Mamés, cómo no. Como puede comprobarse, el 5-1 del pasado domingo en Anoeta es el primer caso de este particular ranking que no ocurre ni ante el Athletic ni ante el Real Madrid. De los técnicos aquí mencionados, la gran mayoría sufrió el varapalo en la primera jornada de Liga. Es decir, que no eran revulsivos firmados en pleno curso para mejorar lo que hubiese hecho otro compañero antes. La única excepción, aparte del propio Garrido, es Rosendo Hernández, sustituto interino y provisional de Luis Hon. Llegó en la jornada 23ª (cayó 6-1 con el Madrid) y se fue tras la 24ª (0-1 contra el Córdoba). Del resto, O’Connell aguantó varios años en el cargo y Gómez Baraga acabó la temporada completa, pero Fernández duró diez partidos y Francisco, once.

  • 1