Local

Garzón culpa al juez Velasco de la huida de la etarra Maite Aranalde

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha culpado de la fuga de la etarra Maite Aranalde a su compañero de tribunal Eloy Velasco, que el 27 de agosto la dejó en libertad previo pago de una fianza de 12.000 euros. La Policía sospecha que Aranalde ya había huido el domingo.

el 16 sep 2009 / 08:00 h.

TAGS:

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha culpado de la fuga de la etarra Maite Aranalde a su compañero de tribunal Eloy Velasco, que el 27 de agosto la dejó en libertad previo pago de una fianza de 12.000 euros. La Policía sospecha que Aranalde ya había huido el domingo.

Ayer mismo Garzón emitió una orden de busca y captura contra la etarra al constatar que se encuentra en paradero desconocido. Previamente, el lunes el juez en un auto estimaba el recurso que la Fiscalía interpuso contra la decisión de Velasco, de dejar en libertad a Aranalde al considerar que iba a ser previsiblemente absuelta en la causa por la que Francia concedió su extradición, ya que el etarra, Iker Olabarrieta, acusado de los mismos hechos había sido exculpado. Aranalde fue entregada a España el pasado martes después de cumplir en Francia una condena por asociación de malhechores.

A su llegada a la Audiencia Nacional se comprobó que la documentación que acompañaba a Aranalde se refería únicamente a una de las dos causas por las que se la investiga, un delito de tenencia de explosivos. No existía documentación sobre la otra investigación en marcha, sobre su participación en la colocación de varias bombas durante el Puente de la Constitución de 2004, ya que las autoridades francesas habían extraviado la Orden Europea de Detención y Entrega (OED) librada por la Audiencia Nacional.

Para Garzón, sin embargo, "el hecho de que exista una sentencia absolutoria" en el caso de Olabarrieta, "no puede determinar la certeza o presunción de que la procesada vaya a correr la misma suerte". Según el juez, "no debe olvidarse que Aranalde huyó de España, que ha sido detenida y entregada por las autoridades francesas y que pertenece a la organización terrorista ETA y, por ende, con posibilidad más que probable de que, en cualquier momento, de estar en libertad, pueda volver a la actividad en el seno de la misma, a la que no ha renunciado, ni expresa ni tácitamente". En este caso, según el magistrado, "se cumplen todos los requisitos exigidos por el Tribunal Constitucional para que su prisión sea con carácter incondicional". Un auto que enmienda la plana a la decisión de Velasco, que sustituyó a Garzón en el caso durante sus vacaciones.

Mientras, la Policía cree que Aranalde podría llevar fugada desde el domingo, porque no acudió a una manifestación en su pueblo por impedir su acto de bienvenida. Se sospecha que le ha ayudado el entorno proetarra.

Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que ha habido un error burocrático en Francia con Aranalde y que ahora hay una orden del juez Garzón para detenerla, "y lo vamos hacer, y en eso estamos". Rubalcaba remarcó que los jueces dictaminan cuando alguien tiene que salir en libertad o cuando debe ser detenido, "y los policías cumplen las órdenes de los jueces".

Mientras, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, dijo ayer que la fuga de Aranalde tiene que ver con un fallo judicial que "obviamente no se ha producido en nuestro país".

  • 1