Local

Garzón envía a prisión a los líderes de Batasuna Barrena y Urrutia

Los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia ingresaron ayer en la cárcel madrileña de Soto del Real por orden de Baltasar Garzón. El juez les acusa de integración en organización terrorista y de actuar con "contumaz rebeldía" al incumplir las resoluciones judiciales. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 23:49 h.

TAGS:

A las 19.00 horas de ayer los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia ingresaron en la cárcel madrileña de Soto del Real por orden de Baltasar Garzón. El juez les acusa de integración en organización terrorista y de actuar con "contumaz rebeldía" al incumplir las resoluciones judiciales que les afectan.

El juez considera que Barrena y Urrutia, quienes ayer se negaron a contestar a sus preguntas y a las de la fiscal de la causa, Dolores Delgado, que también ha pedido cárcel para ellos, han actuado de forma reiterada en representación de Batasuna-ETA, y no de la izquierda abertzale, y es en este marco en el ha tomado la decisión de ordenar prisión para los dos.

Con el ingreso en la cárcel de Barrena y Urrutia son ya 19 los miembros de la Mesa Nacional (un total de 38) que permanecen encarcelados. La mayor parte de ellos (13) fueron detenidos el 7 de octubre de 2007 a raíz de la operación de Segura (Guipúzcoa), cuando se detuvo a los participantes en una reunión en la que se pretendía diseñar una nueva estrategia de apoyo a ETA.

El juez Garzón concreta en su auto que "la izquierda abertzale no es ETA", pero matiza la "vocación fagocitadora y depredadora" que emplea la banda terrorista a través de la ilegalizada Batasuna para apropiarse de ese espacio político. Así, la resolución del magistrado destaca "la complejidad de todo el entramado terrorista liderado por ETA" que, "en ningún caso puede equipararse a Batasuna", si bien esta formación "ha procurado y procura instrumentalizar y aprovechar el espacio político que supone para instalarse en él y absorber a la denominada izquierda abertzale, anulando así cualquier opción de discrepancia o independencia".

Según indica, "ha quedado evidenciado que la voluntad de los que componen esas estructuras no es la de acabar con la violencia terrorista sino coadyuvar renovadamente a la consecución de los fines de la organización terrorista ETA sin que se atisbe la mínima intención de separarse de esa línea". En su resolución, de 33 pagínas, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 añade que no se puede permanecer "inerme", ante lo que ocurre porque de hacerlo, "se les otorgaría una especie de patente de corso para continuar delinquiendo".

Argumentos. Garzón recoge en su auto 31 actos entre el 6 de octubre de 2007 y 2 de enero de 2008 en los que han participado tanto Barrena como Urrutia "demostrando una contumaz rebeldía ante las resoluciones judiciales", el último de ellos, el celebrado el pasado sábado en el hotel Tres Reyes de Pamplona en el que aseguraron que la izquierda abertzale estaría presente en las próximas elecciones del 9-M y tras el que fueron detenidos ambos dirigentes.

"El juez instructor debe actuar y así lo ha hecho, en el momento en el que ha dispuesto de los indicios racionales suficientes en los que apoyar su decisión" justifica Garzón, que además recuerda como los imputados participaron antes de la rueda de prensa del sábado en una reunión a puerta cerrada y con seguridad, lo que vendría a corroborar el carácter orgánico de sus actuaciones.

  • 1