Local

Garzón ordena prisión incondicional para los piratas detenidos en Somalia

36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas. Son los cargos de los que están acusados los dos piratas detenidos en el Índico, a los que Garzón quiere encarcelar.

el 05 oct 2009 / 19:16 h.

TAGS:

El atunero vasco 'Alakrana', secuestrado en Somalia.

El juez de la Audiencia Baltasar Garzón dictó ayer prisión incondicional para los dos piratas detenidos por la fragata Canarias por participar en el secuestro del atunero vasco Alakrana en el Índico. El fiscal los acusa de 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas.


En el escrito presentado ante el juez Baltasar Garzón, el fiscal Jesús Alonso defiende que la Audiencia Nacional es competente para actuar en el caso del Alakrana, secuestrado el viernes con 36 tripulantes a bordo, entre ellos 16 españoles, ya que se trata de una agresión contra un buque español y contra ciudadanos españoles cometida en aguas internacionales. Es más, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguró ayer que la competencia de la Justicia española está "perfectamente afirmada" ya que se trata de un barco español y las víctimas son también españolas.

El escrito del fiscal argumenta que el secuestro del barco y sus tripulantes se ha producido fuera de la zona de seguridad de la operación Atalanta de la Unión Europea, por lo que no es de aplicación el acuerdo firmado con Kenia que el pasado mes de mayo permitió la entrega a este país de otros siete piratas somalíes que fueron detenidos por militares españoles del buque Marqués de la Ensenada. Para el Ministerio Público la única jurisdicción competente en este caso debe ser la jurisdicción española al amparo del artículo 23.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que establece la competencia de la justicia española para conocer de este tipo de delitos cometidos fuera del territorio nacional.

La Fiscalía pide por esa razón al juez que acuerde de forma inmediata la prisión provisional incondicional para los dos detenidos, identificados como Abdu Willy y Raagegeesey, y solicita que ambos sean trasladados a España para ser puestos a disposición judicial y tomarles declaración.
El juez Baltasar Garzón estaba a la espera de recibir este informe de la Fiscalía para adoptar una decisión en el procedimiento judicial que abrió el sábado contra los dos piratas arrestados por su participación en el secuestro del Alakrana. El magistrado deberá ahora decidir si pide el traslado a la capital de España de los detenidos para tomarles declaración y ordenar su ingreso en prisión.

Sobre el posible pago del rescate que exigen los secuestradores, la ministra de Defensa, Carme Chacón, no aclaró ayer si se contempla tal posibilidad y aseguró que el Gobierno está estudiando todas las opciones "legales" y que ha redoblado sus esfuerzos "en todos los frentes" para conseguir "cuanto antes" que sus 36 tripulantes sean liberados "sanos y salvos".

Respecto al traslado de los dos bucaneros detenidos a suelo español, el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, el general Jaime Domínguez Buj, señaló que cuando el magistrado decida se hará "todo lo posible" para que los detenidos lleguen a España "lo antes posible", aunque advirtió sobre la complejidad de la operación.

Por este motivo, María de los Ángeles Jiménez, mujer del marinero Gaizka Iturbe, uno de los secuestrados, pidió a las autoridades que logren que su marido regrese a casa pero sin que medie ninguna actuación directa de rescate "a las bravas". Jiménez reconoció que tiene "miedo de que, en alguna maniobra del Ejército, alguien pueda salir dañado". Asimismo, reconoció que ella no es quién para decir lo que se debe hacer, pero pidió que "lo mismo" que su marido "salió vivo" de su casa, de igual forma regrese "vivo".

  • 1