lunes, 21 enero 2019
13:14
, última actualización
Economía

Gas Natural ‘persigue’ al cliente de butano por el parón del ladrillo

Bollullos, Almensilla, Carmona, Alcalá del Río y La Algaba tendrán acceso a la red durante este año

el 24 ene 2012 / 20:54 h.

Los directivos de Gas Natural Andalucía Juan Antonio Pazos, Manuel Gil y Francisco Herrera, ayer en rueda de prensa. / el correo

El parón en la construcción de viviendas y el elevado stock de inmuebles vacíos han obligado a Gas Natural Andalucía a reorientar su estrategia para incrementar el número de usuarios de esta energía y amortizar así el esfuerzo inversor en infraestructuras, que el año pasado se tradujo en un desembolso de 38,2 millones, un 40% más que en 2010, una cuantía que se mantendrá para el actual ejercicio.

Ante esa realidad que, además, no tiene visos de mejorar en los próximos años, la única alternativa es captar clientes que consuman otras energías. De hecho, tres de cada cuatro nuevas altas correspondieron a viviendas ya habitadas que cambiaron la bombona de butano o la electricidad por el gas natural, explicó ayer Manuel Gil, director general de Gas Natural Andalucía, que contabilizó en 2011 un total de 19.224 nuevos puntos de suministro -o lo que es lo mismo, unos 60.000 andaluces empezaron a usar esta energía-.
Este robo de clientes es lo que ha permitido que, a pesar de que las conexiones a nuevas viviendas -que ya incorporan ese acceso- sufrieron un descenso del 27% solo el año pasado, Gas Natural Andalucía incrementara la cifra total de clientes un 4,6%.

Al cierre de 2011 la distribuidora contaba con 375.000 puntos de suministro (entre clientes domésticos e industriales) en más de 80 municipios andaluces, de manera que ofrece cobertura a unos cuatro millones de habitantes, algo más de la mitad de la población de Andalucía.

Sevilla. En la provincia, dos municipios, Palomares y Morón, se incorporaron a la red de distribución de Gas Natural Andalucía, mientras que serán cinco localidades las que se sumarán a lo largo de este año: Bollullos, Almensilla, Carmona, Alcalá del Río y La Algaba, según especificó Juan Antonio Pazos, delegado de la compañía de Sevilla municipios y Cádiz. Para ello, la compañía invertirá este año 14,2 millones en Sevilla, frente a los 10,4 que destinó el año pasado, y con los que también reforzará la expansión en el Aljarafe. En la provincia, en la que suministra gas a 22 municipios y cuenta con una red de distribución de 1.420 kilómetros, dispone de una cartera de cerca de 147.300 clientes.En el resto de Andalucía, que tiene un gran potencial de crecimiento, las zonas prioritarias se distribuyen por el eje Huelva-Ayamonte, la costa granadina, la campiña cordobesa y la malagueña Costa del Sol.

  • 1