Deportes

Gasol deja a los Lakers a un paso de la final de conferencia

La ofensiva de Phil Jackson encontró sus mejores argumentos en la pareja formada por Kobe Bryant y Lamar Odom en la trabajada victoria por 111-104 de los Lakers frente a Utah.

el 15 sep 2009 / 04:50 h.

La ofensiva de Phil Jackson encontró sus mejores argumentos en la pareja formada por Kobe Bryant (26 puntos) y Lamar Odom (22 tantos y 11 rebotes) en la trabajada victoria por 111-104 de los Lakers frente a Utah, que dejó claro que no piensa hincar la rodilla antes de tiempo.

Pau Gasol, con 21 puntos y ocho asistencias, se mostró irregular pero apareció en la fase decisiva del encuentro para dar la victoria a su equipo frente a unos Jazz donde brilló, sobremanera, el base Deron Williams, con 27 puntos y 10 asistencias.

Ajenos a las dudas que generaban los problemas de espalda de su capitán y al peso de la responsabilidad que recaía sobre sus hombros tras haber cedido en los dos encuentros disputados en Utah, los californianos salieron como un vendaval, al que se sumaron jugadores poco inspirados hasta hoy, como Vladimir Radmanovic.

Un inicio arrollador, aunque templado por Ronnie Brewer, construyó una temprana ventaja (25-16) que nunca llegó a amilanar a los de Jerry Sloan. Los Jazz reaccionaron y se quedaron a sólo tres puntos al final del primer periodo (29-26).

Gasol, que para entonces ya había repartido cuatro asistencias, se estrenó en un segundo cuarto en el que despertó ofensivamente -anotó 15 tantos-, al igual que compañeros como Sasha Vujacic o Derek Fisher.

En el tira y afloja que se convirtió el partido, espeso, sin ritmo y sobre todo, con una falta de intensidad en defensa alarmante, Deron Williams personificaba la resistencia de Utah, con 12 puntos y nueve asistencias en la primera parte (61-54).

Los Lakers echaban de menos un mayor protagonismo de Bryant, que apenas había mirado el aro (4/7 en lanzamientos) para lo que en él es costumbre, lo que fue aprovechado por Andrei Kirilenko para anunciar batalla (63-62).

Williams recogió el testigo de su compañero y con un triple puso las tablas en el marcador (69-69). El Staples temblaba. Con Gasol enfrascado en una ardua batalla contra Okur y los árbitros, la afición local pedía a gritos que apareciera su máxima estrella.

El mejor jugador de la temporada regular, lejos de cuajar un buen partido, tomó el mando y comenzó a arrancar faltas personales por doquier, pero no logró quitarse de encima a Utah, cuyo quinteto inicial cuajó una enorme actuación.

Con empate a 81 y la incertidumbre por bandera se llegó a los últimos doce minutos. Los Lakers no podían permitirse el lujo de perder, sabedores de que sumar una victoria en la fortaleza de Utah suena a misión imposible.

Gasol, que no había vuelto a anotar desde el segundo cuarto, reapareció cuando su equipo más lo necesitaba, mientras que Lamar Odom levantó al público de sus asientos con sendos mates para dar seis de ventaja a los suyos (97-91).

Al final, con más nervios y precipitaciones que aciertos en el tiro, Williams, con un triple, devolvió la emoción (101-100) a falta de dos minutos. El ala-pívot español aguardaba su momento para resultar decisivo.

Gasol colocó el 105-102 con un gran movimiento bajo el aro y volvió a anotar tras recoger un rebote procedente de un lanzamiento exterior fallado por Vujacic.

El 16 angelino había entregado en bandeja de plata el triunfo a los suyos, que ahora disponen de dos ocasiones, la primera este viernes en el EnergySolutions Arena, para lograr el billete a la final de la Conferencia Oeste.

  • 1