Deportes

Gasol espera hoy llegar a la meta del camino que abrió Martín

El margen de derrota se acabó para los Magic de Orlando: cuando disputen hoy (02.00, Canal +) el quinto partido de las Finales de la NBA lo único que les servirá para seguir en competición será la victoria ante Los Ángeles Lakers, que con 3-1 en la serie al mejor de siete buscarán un título que colocará de lleno en la historia a Pau Gasol.

el 16 sep 2009 / 04:14 h.

El margen de derrota se acabó para los Magic de Orlando: cuando disputen hoy (02.00, Canal +) el quinto partido de las Finales de la NBA lo único que les servirá para seguir en competición será la victoria ante Los Ángeles Lakers, que con 3-1 en la serie al mejor de siete buscarán un título que colocará de lleno en la historia a Pau Gasol.

Ambos equipos afrontan el partido con estados de ánimo muy diferentes, después de lo sucedido en el cuarto partido, que ganaron los Lakers en tiempo de prórroga por 91-99 gracias a los errores de los Magic en los tiros de personal y a dos triples milagrosos del base Derek Fisher. Los dos fallos cometidos por el pívot Dwight Howard, que impidieron el triunfo a los Magic, le han unido a la triste figura del ex escolta-alero Nick Anderson, que en 1995 tampoco anotó cuatro lanzamientos libres decisivos y los Rockets de Houston barrieron a su equipo por 4-0 en las Finales.

Desde entonces se generó la leyenda de la maldición de los tiros libres para los Magic, de la que no pudo escapar ni su ex figura Shaquille O'Neal, uno de los peores en este tipo de lanzamientos.

Ahora le ha tocado el turno a Howard, la figura que ha llegado para ocupar su puesto y que, como hizo O'Neal, también les llevó a las Finales, las segundas de su historia. En el cuarto partido Orlando falló 15, ocho de ellos por Howard.

El entrenador de los Magic, Jeff Van Gundy, dijo que a los fallos de Howard y las personales se le había dado demasiada importancia y para él hubo otros factores como las perdidas de balón (17), que fueron más decisivas.

Los Lakers, con el objetivo cumplido de haber logrado al menos un triunfo en Orlando, no tienen mayor presión para buscar el cuarto triunfo que les proclame campeones de liga. "Desde que se iniciaron las Finales siempre hemos dependido de nosotros mismos y ahora más que nunca tenemos la gran oportunidad de conseguir el triunfo que culmine el gran sueño de toda la temporada", declaró el escolta Kobe Bryant. "Sabemos que los Magic van a salir el domingo más motivados que nunca".

Bryant dijo que dentro del equipo había "tranquilidad", pero también la "obligación" de conseguir el triunfo. "Sabemos que la primera oportunidad para lograrlo es el domingo y vamos a luchar al máximo para aprovecharla", agregó Bryant. "El lugar de la celebración es lo de menos, lo importante es tener asegurado el título de campeones", el decimoquinto de la historia de los Lakers, que se colocan a dos de Boston Celtics en el ranking histórico.

Historia es la que está a punto de hacer Pau Gasol, el mejor jugador español de todos los tiempos, que hoy puede convertirse en el primer español en ganar un anillo 23 años después de que Fernando Martín fuese el primero (segundo europeo) en aterrizar en la NBA. Para su entrenador, Phil Jackson, será el décimo, cuarto con los angelinos (seis con Chicago), récord de la liga.

  • 1