lunes, 17 diciembre 2018
03:26
, última actualización
Deportes

Histórico Gasol

Pau consiguió el récord de anotación de su carrera liderando la victoria de los Bulls. El español igualó registros de jugadores como Olajuwon, O’neal y Michael Jordan.

el 11 ene 2015 / 15:14 h.

Hace dos temporadas que Pau Gasol perdió el calificativo de superestrella de la liga, su consideración entre el aficionado clásico (no en España) se desplomó junto con la de Los Ángeles Lakers. Una eliminación por 4-0 por parte de los Spurs en primera ronda de los Playoffs supuso el cambio de ciclo en la entidad californiana. Tras un año por el desierto con los Lakers, Gasol encaró el pasado verano con la vista puesta en la agencia libre, pudiendo elegir con qué equipo iba a disputar la presente temporada. Pese a los cantos de sirena provenientes de franquicias como Thunders y Spurs (candidatos contrastados al anillo), el de Sant Boi optó por un cambio brusco: viajar al este para jugar en los Chicago Bulls, el emblématico equipo del mejor jugador de la historia del deporte de la canasta, Michael Jordan. Y parece que eligió bien el internacional español, ya que esta temporada ha servido para superar registros históricos en la NBA, dos de sus marcas en su carrera y volver a ser el líder de su equipo, que va lanzado a por el trono de la conferencia y a luchar por el anillo. Uno de sus logros en la presente temporada ha sido entrar a formar parte de un selecto club de jugadores con, al menos, 16.000 puntos, 8.000 rebotes, 3.000 asistencias y 1.500 tapones (en partidos de temporada regular); junto a Kareem Abdul-Jabbar, Shaquille O’Neal, Hakeem Olajuwon, Kevin Garnett y Tim Duncan. No contento con eso, ha conseguido un partido con 22 puntos y 20 rebotes, nada menos que ante el mejor equipo de la competición. También consiguió superar su número máximo de tapones en un sólo encuentro. Hizo nueve ante los Nuggets de Denver. Sin embargo, la hazaña más importante de Pau Gasol hasta el momento en la presente campaña llegó en la última victoria de los Bulls ante los Milwaukee Bucks entrenados por Jason Kidd. Gasol hizo un primer cuarto espectacular, con 20 puntos y ocho rebotes, dejando claro que no iba a ser una noche normal. De hecho, fue la noche de la reivindicación del ala pívot, como la estrella que nunca dejó de ser. Superó su récord de anotación que estaba anteriormente en 44 puntos, a los que sumó 18 rebotes y dos puntos más para conseguir un doble-doble con unas cifras que sólo han conseguido Shaquille O’Neal y Hakeem Olajuwon teniendo más de 30 años. Es el máximo anotador interior en un sólo partido de los Bulls desde la década de los 70. Además, sólo Michael Jordan había conseguido un partido con más de 40 puntos y 15 rebotes con los de Illinois y es el cuarto jugador que consigue, en el siglo 21, llegar a las cifras combinadas en estos dos apartados estadísticos en el mismo encuentro. Por si todo lo anterior fuera poco, Gasol anotó ayer más de la mitad de sus tiros y casi la mitad de los puntos de su equipo. El mejor jugador español de la historia ha conseguido de nuevo ganarse el respeto de una de las competiciones más duras del mundo, y lo ha hecho con la boca pequeña y el esfuerzo necesario para estar en la elite.  

  • 1