Local

Gbagbo pierde apoyos pero se opone a ceder el poder

El presidente saliente de Costa de Marfil advierte de que «luchará hasta el final».

el 01 abr 2011 / 19:24 h.

TAGS:

Un vehículo blindado patrulla una calle de Abiyán.

La situación en Costa de Marfil sigue siendo grave por los enfrentamientos entre los leales al presidente saliente, Laurent Gbagbo, y al electo, Alassane Ouattara. El representante para Europa de Gbagbo, Toussaint Alain, afirmó que éste luchará "hasta el final" y aseguró que el mandatario pronunciará un discurso a la nación en breve.

"Por sus ideales, él irá hasta el final", señaló Alain en declaraciones a Reuters desde París al ser preguntado por si Gbagbo estaba dispuesto a morir en Costa de Marfil.

Alain sostuvo que Gbagbo está abierto a negociar con sus opositores, pero no quiso especificar a qué forma de diálogo podría hacer referencia el presidente saliente.

A pesar de su firmeza, Ggagbo ha sufrido numerosas deserciones entre sus tropas y ya sólo cuenta con el apoyo de la Guardia Republicana y de los comandos especiales. Según el blog informativo puesto en marcha por el diario Le Monde, cerca de 50.000 policías y gendarmes han desertado, al igual que los cien hombres que forman la unidad militar encargada de vigilar el aeropuerto, cuya gestión ha sido entregada a la misión de la ONU (Onuci).

Mientras, las fuerzas de Ouattara volvieron ayer a atacar el palacio presidencial de Gbagbo en Abiyán, en cuyas cercanías se han oído disparos de armamento pesado, según informaron fuentes militares locales a Reuters.

Ante esta situación, Patrick Achi, portavoz del presidente electo de Costa de Marfil, considera que las iniciativas para llegar a un acuerdo pacífico con Gbagbo están "agotadas" y que el presidente saliente debe responder ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) de la muerte de "casi un millar de personas".

De hecho, la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos ha acusado a las fuerzas de los dos aspirantes a la Presidencia de Costa de Marfil de haber cometido "graves violaciones de Derechos Humanos" contra la población civil y recordó que ambas partes podrían tener que responder de sus actos ante el TPI. Estados Unidos, por su parte, pidió a las partes implicadas en el conflicto que protejan a los civiles o responderán por las atrocidades.

  • 1