Local

Georgia firma el acuerdo de paz

Geogia ya ha firmado el plan europeo de paz para solucionar el conflicto surgido en la separatista región de Osetia del Sur, que enfrenta a Rusia y Georgia. Pero para que el acuerdo se cumpla, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, exigió a Moscú que retire sus tropas del país.

el 15 sep 2009 / 09:59 h.

TAGS:

Geogia ya ha firmado el plan europeo de paz para solucionar el conflicto surgido en la separatista región de Osetia del Sur, que enfrenta a Rusia y Georgia. Pero para que el acuerdo se cumpla, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, exigió a Moscú que retire sus tropas del país.

Y es que las tropas rusas mantenían ayer ocupadas cuatro ciudades georgianas, Gori, Poti, Senaki y Zugdidi. El presidente georgiano, Mijaíl Saakashivili, hizo este anuncio en una rueda de prensa conjunta con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que llegó ayer a Tiflis en misión mediadora. Rice dijo que Saakashvili firmó el plan de seis puntos, diseñado por la Presidencia francesa de la Unión Europea, después de que ella le esclareciera algunos aspectos del mismo que ha- bía tratado la víspera con su autor, el presidente galo Nicolas Sarkozy.

"Después de esta firma, todas las unidades rusas deben marcharse de Georgia", dijo la secretaria de Estado en respaldo de las demandas del Gobierno georgiano. Rice subrayó que la firma del documento por Georgia "es necesaria para estabilizar la situación" en el país caucásico después de que el Ejército ruso entrara en él hace una semana para proteger de las tropas georgianas a la separatista región de Osetia del Sur, que pertenece a Georgia, aunque la mayoría de sus ciudadanos tienen la nacionalidad rusa.

La jefa de la diplomacia de EEUU subrayó que otro objetivo de su visita es "expresar la solidaridad y respaldar la soberanía y la integridad territorial de Georgia y a su Gobierno" tras el conflicto bélico con Rusia, país que exige la salida de Saakashvili del poder. "Necesitamos observadores y fuerzas internacionales imparciales", dijo Rice sobre las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia, donde Rusia tenía desplegadas sus fuerzas de paz, acusadas por Tiflis de proteger a los independentistas. Añadió que "la OSCE enviará a sus observadores dentro de varios días", y expresó la esperanza de que "Rusia los deje pasar". Saakashvili, por su parte, declaró que "la soberanía de Georgia sobre Abjasia y Osetia del Sur es inapelable" y que "no habrá compromiso sobre esos territorios", y subrayó que el país caucásico firma un plan de arreglo y "no un acuerdo de capitulación".

Rice expresó la esperanza de que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, firme ese plan de arreglo, ya suscrito por Saakashvili y por Sarkozy, en nombre de la Unión Europea.

El Kremlin había declarado poco antes que Medvédev suscribiría este plan, en calidad de mediador, después de que en él estampara su firma Saakashvili, como ya hicieron el jueves en Moscú los líderes separatistas suroseta, Eduard Kokoiti, y abjaso, Serguéi Bagapsh.

Acoso e intimidación. Por su parte, el presidente de EEUU, George W. Bush, acusó ayer a Rusia de "acoso e intimidación" contra Georgia, al señalar que el pueblo de la ex república soviética había elegido la libertad e insistir en que EEUU no los "dejará de lado". Bush hizo esas declaraciones en la Casa Blanca poco antes de salir hacia su rancho en Texas, donde pasará unos días de vacaciones, aunque adelantó que se mantendrá en permanente contacto tanto con Rice, como con el secretario de Defensa, Robert Gates. "El acoso y la intimidación no son formas aceptables de dirigir la política exterior en el siglo XXI", indicó el mandatario estadounidense, quien reiteró, en línea con lo señalado el jueves por Gates, que el conflicto en Georgia había dañado las relaciones entre Moscú y sus socios occidentales. "Con sus acciones en los últimos días, Rusia ha dañado su credibilidad y sus relaciones con las naciones del mundo libre", indicó el presidente.

Además, la canciller alemana, Angela Merkel, también criticó ayer el "desproporcionado" uso de la fuerza por parte de Rusia en Georgia y abogó por la pronta retirada de las tropas rusas de ese país. "Aún teniendo en cuenta la versión rusa de los acontecimientos, de todas formas (...) considero desproporcionada la reacción rusa", señaló Merkel en rueda de prensa conjunta con el presidente ruso. Merkel, que se reunió ayer con Medvédev, también viajará a Tiflis para abordar el arreglo pacífico del conflicto con el líder georgiano. Además, recalcó que la presencia de las tropas rusas en territorio georgiano es "incorrecta" y remarcó que "por ello, es necesario cumplir el plan de paz".

En otro orden de cosas, el grupo defensor de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció ayer que el Ejército ruso ha arrojado bombas de racimo sobre localidades georgianas, acusación que fue desmentida por el mando militar de Rusia.

  • 1