Local

Gerardo Vera se despide del Centro Dramático Nacional

El director asegura haber intentado aunar "radicalidad con los clásicos" a lo largo de su gestión.

el 22 jun 2011 / 20:12 h.

TAGS:

Gerardo Vega, en la recepción del premio Ricardo Franco en el Festival de Málaga.

Gerardo Vera se despide del Centro Dramático Nacional (CDN), después de siete años como director, tras haber intentado aunar "la radicalidad más decidida con los clásicos vistos desde una mirada contemporánea". Así señaló en la presentación, en el Teatro María Guerrero, de la que será su última temporada al frente de la institución y en la que están programados grandes nombres de la escena española como Lluís Pasqual, Josep María Flotats o Nuria Espert.

Vera precisó que a lo largo de estos años han logrado crear la "casa del teatro" y ha aportado algunas cifras como los 150 espectáculos realizados, 37 coproducciones, 41 autores españoles y 51 extranjeros, 48 directores de escena nacionales y 40 de fuera, 33 producciones en gira, 40 monografías y la apertura de las dos nuevas salas del Teatro Valle-Inclán.

Asimismo, el director del CDN quiso hacer una "reflexión política" a la vista de los acontecimientos que se están produciendo y que generan una "tremenda inquietud que las gentes del teatro no podemos obviar", dijo. A este respecto, aseguró que el teatro "tiene que dar una respuesta" a esas inquietudes de la sociedad. "En la programación que presentamos hay un gran compromiso con esa situación de incomodidad", añadió recordando que el teatro debe ser el lugar "donde se refuerce lo humano, íntimo y solidario que hay en nosotros".

Ante los recortes presupuestarios, Vera prometió "imaginación y más teatro" por lo que la temporada 11-12 contará con una veintena de espectáculos que abordan los temas más diversos (desde el cambio climático pasado por la desintegración de la familia o el Tercer Mundo hasta el terrorismo) sin descuidar los nuevos lenguajes teatrales.

Dos pesos pesados de la escena, Lluís Pasqual y Josep María Flotats, no dejaron pasar la invitación reiterada de Vera para estar presentes en esta última temporada del director del CDN. Ambos dirigirán en el Teatro Valle-Inclán sus propuestas: Quit (las personas no razonables están en vías de extinción) una visión en torno al capitalismo llena de ironía y poesía de Peter Handke que abordará Pasqual y La mecedora, una reflexión en torno al mundo editorial de Jean-Claude Brisville que estará en las manos de Flotats (cuyas últimas actuaciones han estado ligadas a obras de este mismo autor).

El propio Vera dirigirá dos producciones: Agosto (Condado de Osage) de Tracy Letts con Amparo Baró como protagonista y que podrá verse en el Teatro Valle-Inclán y La loba de Lillian Hellman con Nuria Espert al frente en el rol de una mujer "que vive en un mundo que le viene pequeño en una sociedad de hombres", ha explicado el director del CDN rememorando a Bette Davis o Elisabeth Taylor en este papel.

Otros esperados espectáculos de la próxima temporada serán Luces de Bohemia de Valle-Inclán que dirigirá el también actor Lluís Homar en el María Guerrero; Extraño anuncio un sainete cómico de Adolfo Marsillach dirigido por Mercedes Lezcano (un homenaje al escritor que también fue el director de escena de quien se cumplen en enero de 2012 diez años de su muerte); y Perséfore un espectáculo de Comediants dirigido por el veterano Joan Font.

La nueva savia llegará con las propuestas El inspector de Nikolai Gogol, en versión y dirección de Miguel del Arco; Münchhausen, un sainete ultramoderno de Lucía Vilanova dirigido por Salva Bolta; La piel en llamas del joven autor Guillem Clua bajo la dirección de José Luis Arellano; y Contraaciones de Mike Bartllet con dirección de Pilar Massa.

  • 1