Local

Gestión inadecuada en limpieza pública

La empresa municipal de Limpieza, Lipasam, se enfrenta a uno de los episodios más delicados de su historia. La Junta de Andalucía ha bloqueado parcialmente su plan para refinanciar 30 millones de euros, lo que pone en peligro real la viabilidad de la empresa, que en estos momentos soporta una deuda cercana a los 50 millones de euros. El Ayuntamiento ha reconocido que en su momento se tomó...

el 15 sep 2009 / 20:40 h.

La empresa municipal de Limpieza, Lipasam, se enfrenta a uno de los episodios más delicados de su historia. La Junta de Andalucía ha bloqueado parcialmente su plan para refinanciar 30 millones de euros, lo que pone en peligro real la viabilidad de la empresa, que en estos momentos soporta una deuda cercana a los 50 millones de euros. El Ayuntamiento ha reconocido que en su momento se tomó una decisión "inadecuada" tanto por el destino que se dio al dinero como a la fórmula escogida para la devolución del importe a su vencimiento. La Dirección general de Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, ha aceptado el aumento de las transferencias del Consistorio y el recorte de gastos en la empresa, pero ha puesto reparos al plan de refinanciación de esos 30 millones, de los que sólo acepta la mitad del importe planteado por la empresa municipal. Así las cosas, en el ayuntamiento se confía en que la Junta "será sensible y no pondrá en peligro a Lipasam", cuando lo que está haciendo el gobierno andaluz es guiarse por criterios técnicos para rechazar el plan municipal. La limpieza es una de las cuestiones más sensibles para los sevillanos y siempre aflora en las encuestas como una de las principales preocupaciones ciudadanas. Pese a contar con más de 1.500 empleados, los recursos de Lipasam son limitados y es imposible mantener una ciudad limpia sin que exista concienciación de la ciudadanía. Pero del mismo modo, resulta exigible a los gobernantes que gestionen los recursos municipales de forma eficaz, aplicando criterios de racionalidad. El Ayuntamiento ha reconocido que en su momento no los hubo, por lo que deberá encontrar fórmulas para que se pueda aliviar la situación financiera de sus empresas municipales bajo el estricto cumplimiento de la legalidad. Ésa es la labor de los dirigentes municipales sin recortar un servicio básico como es la limpieza pública.

  • 1