Deportes

Getafe-Betis: en la cima se respira tan bien...

El Betis defiende su liderato y busca un 15 de 15 histórico en el campo del penúltimo.

el 25 sep 2011 / 18:58 h.

La única vez que el Betis ganó sus cinco primeros partidos de Liga en Primera, España ni siquiera sabía que iba a sufrir una Guerra Civil y ninguno de los que hoy mandan en el club había nacido. Era 1934 y aquellos cinco triunfos ante Real Madrid, Barcelona, Arenas de Getxo, Valencia y Real Sociedad fueron el preludio perfecto de una temporada histórica, la del primer y último título de Liga del club verdiblanco. El Betis de Pepe Mel no se ha diseñado para repetir una gesta así, o eso parece, pero sí está en disposición de igualar aquel principio de campeonato de míster Patricio O'Connell y su escuadra campeona. Para ello debe batir al Getafe, otra de las revelaciones pero por lo negativo, con un solo punto de doce y penúltimo en esa clasificación que encabeza su hoy oponente. Si lo hace, igualará otro de sus récords, continuará por supuesto como primero de la Liga por segunda jornada consecutiva y, he aquí lo realmente trascendental, mantendrá una amplísima ventaja sobre la zona de descenso. En la cima se respira tan bien que los béticos quieren seguir instalados allí cuanto más tiempo, mejor.

El Betis de Mel acude a un escenario muy significativos de su pasado reciente. En el Coliseum que lleva el nombre de otro de los mitos verdiblancos, el conjunto de Heliópolis pronunció hace nueve meses uno de sus más brillantes recitales futbolísticos, un 1-3 en la Copa del Rey que lo mandó a aquella otra eliminatoria contra el Barcelona. Fue la mañana del día de Reyes y fue el primer gran regalo del equipo a sus aficionados. En aquella ocasión no pareció que el Betis fuese de Segunda, igual que ahora no parece que el Betis sea un recién ascendido. Más se asemeja el Getafe, hundido en la tabla tras enlazar tres derrotas ante Real Madrid, Rayo y Espanyol.

El pésimo comienzo de los azulones y el óptimo arranque del Betis alimentan la esperanza de los béticos de encadenar ese inédito quince de quince (en la 34-35 fue un diez de diez, cosas de la Liga de dos puntos), pero no todo es de color rosa en Heliópolis. Derrotar al Athletic y al Zaragoza con sendas palizas físicas y apenas tres días de descanso entre una y otra ha mermado las fuerzas de algunos futbolistas clave, véanse los casos de Beñat o Santa Cruz, y su técnico ya adelantó el jueves que repetir equipo será imposible. Huelga decir que Goitia relevará al sancionado Casto y a partir de ahí lo normal es que Mario ocupe el lugar de Amaya para medirse a su exequipo o que Jorge Molina entre por el paraguayo si no se tonifica a tiempo. También podría haber variaciones en el centro, bien para que descansen Beñat o Salva Sevilla.

En el Getafe aún no suena la alarma, pero la zona de descenso es una realidad y el sucesor de Míchel quiere empezar a ganar ya. En la alineación de Luis García también se prevén cambios: Mané sustituirá al sudafricano Masilela, lesionado, y habrá nuevas bandas, con Pedro León y Diego Castro. Quizá hasta sea titular Güiza, que en agosto casi fichó por el Betis. ¿Alguien lo echa de menos en Heliópolis?

  • 1