Local

Gibraltar insta al Gobierno español a replantearse su relación con el Peñón

el 18 sep 2012 / 21:04 h.

TAGS:

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ayer en una conferencia en Sevilla.

"Mi condición socialista no me deja crear un problema a quien viene a ganarse la vida", aseguró ayer en Sevilla el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, en cuanto le preguntaron por el conflicto pesquero que impide a la flota gaditana faenar en aguas próximas al Peñón desde hace seis meses. Picardo empezó por negar la mayor. "No acepto que esto es lo que les está quitando el pan a los pescadores. Estos barcos vienen muy de cuándo en cuándo, no todos los días. No son los 70, sino dos o tres de cada cofradía", dijo.

Tampoco admitió la palabra "hostigamiento" que han utilizado tanto los medios españoles como el ministro de Exteriores para referirse a los encontronazos de la Royal Navy, los pesqueros y la Guardia Civil en el Estrecho. "No es hostigamiento cuando la Policía va a informar a alguien de que incumple una ley medioambiental gibraltareña", señaló.

Picardo reprochó al Gobierno español la "retórica" y las "declaraciones llamativas" que han hecho sobre este asunto. Concluyó que toda esta polémica se ha magnificado desde la prensa española (corrigió hasta cuatro preguntas a los periodistas), y advirtió de que ayudaría a encauzar las cosas que el Gobierno español se replantee su relación con el Peñón. "Hay que buscar soluciones serias, porque cuando se envía a la Guardia Civil a aguas gibraltareñas, el conflicto ya no es pesquero, y hay un intento de ejercer jurisdicción en territorio británico-gibraltareño".

Durante los últimos seis meses, la Policía costera gibraltareña ha impedido a la flota de armadores andaluces faenar en aguas próximas al Peñón, algo que venían haciendo desde 1999 en virtud de un tratado europeo. Picardo no reconoce la validez de ese "acuerdo que nadie ha firmado", y se remite a su propia legislación ambiental, de 1991, que prohibe la pesca en las aguas que Gibraltar reclama como propias. "Ese no acuerdo ha sido ilegal desde 1991 hasta 1999", insistió.

Parecía que el pasado mes de agosto, los pesqueros de La Línea y Algeciras habían firmado una "tregua" con Picardo que les permitiría volver a faenar desde el 16 de agosto hasta el 31 de diciembre, a espera del informe medioambiental que solicitó el Peñón sobre el modo de pesca con red de los andaluces. Pero a finales de mes volvió a surgir un incidente entre la Royal Navy y un barco algecireño. "Yo nunca hablé de acuerdo para pescar el 16 de agosto. Si otros lo interpretaron así, no fue por mí", advirtió.

Picardo visitó ayer Sevilla para entrevistarse con empresarios andaluces en el Club Antares y explorar las posibilidades de inversión en el Peñón. El conflicto pesquero le sirvió para volver a pedir al Gobierno español un tratamiento preferente, de Estado a Estado, e invitó al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, y al de Agricultura y Pesca, Miguel Ángel Arias Cañete, a visitar el Peñón y conocer la realidad "de primera mano".

  • 1