Local

Gilabert dejará UGT Sevilla en un mes sin un sucesor a la vista

Seguirá los pasos de Pastrana y el día 4 de junio no aspirará a la reelección

el 07 may 2013 / 01:01 h.

TAGS:

Juan Antonio Gilabert. Juan Antonio Gilabert. Ya se fue hace cuatro años, pero la falta de apoyo interno a su sucesor, José Figueroa –pese a salir elegido en el Congreso provincial de 2009 con un 95% de apoyos–, le obligó a volver apenas nueve meses después de haber dejado la dirección de UGT Sevilla tras ocho años como secretario general. Ya entonces avisó de que sería su último mandato y ahora asegura que, pase lo que pase, él dejará el puesto, pese a que no hay aún un sucesor a la vista y reconoce que “es un problema” que le preocupa. No son buenos momentos para los sindicatos, sumidos en una crisis de credibilidad ante la ciudadanía. La coyuntura es especialmente compleja en UGT, tras la denuncia hecha pública por los trabajadores del sindicato afectados por un ERE sobre los sobresueldos y cargos de difícil justificación en la Ejecutiva que investigan la Policía y los juzgados. La denuncia se centra en los gastos de la dirección regional pero la mancha se extiende a las siglas. Gilabert confirmó personalmente a este periódico que no aspirará al cargo “aunque haya que nombrar una gestora”. “Yo ya me fui hace cuatro años, pero las circunstancias me obligaron a volver y ya dije que sería la última vez”. Durante los nueve meses que estuvo fuera de UGT Sevilla, el secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana –que abandonará el cargo en el Congreso regional que comienza el jueves– tiró de él como jefe de gabinete de la Secretaría General, un cargo que tras su vuelta a la dirección provincial del sindicato nunca fue de nuevo ocupado. Ahora su nombre suena como posible miembro de la Ejecutiva regional que tiene que ultimar estos días el sucesor de Pastrana, el hasta ahora secretario de Organización Francisco Fernández Sevilla, que liderará la previsiblemente única candidatura en el Congreso regional. Gilabert asegura que nadie le ha ofrecido nada oficial ni extraoficialmente. Sin embargo, frente a su rotundidad al descartar su continuidad al frente de UGT Sevilla, es más ambiguo sobre su posible salto a la dirección regional. “No lo sé, depende de dónde y cómo. En primera línea no”, asegura. Respecto a su sucesión en UGT Sevilla, reconoce que tenía un candidato, su secretario de Organización Diego Carlos García, pero rechazó presentarse. Gilabert admite que asumir en estos momentos la dirección del sindicato es difícil “ante los continuos ataques” y no hay mucha gente dispuesta a dar un paso al frente. No obstante, considera que en el Congreso provincial del próximo 4 de junio habrá consenso en torno a una candidatura única y no vaticina que exista más de una lista, sobre todo después de que el movimiento crítico regional se haya desinflado.

  • 1