Economía

‘Girasoles’ para llenar de luz los rincones oscuros

La empresa sevillana Solar MEMS desarrolla un sistema de espejos que sigue la trayectoria del sol.

el 18 ago 2011 / 19:20 h.

Gracias a la combinación de espejos, Solar MEMS ha iluminado los rincones más oscuros de un edificio en Triana.

Llevar la alegría de la luz solar a los hogares es el principal objetivo de Solar MEMS . En 2009, esta empresa sevillana empezó a desarrollar los heliostatos -sistema de espejos giratorios- que a través del reflejo del sol inundarían los edificios de luz.

La novedad aparece camuflada. Como explica el gerente de la empresa, Francisco García, lo más interesante de su producto es el aprovechamiento del sol. "Muchas empresas instalan placas estáticas que reciben la luz y la proyectan en espacios oscuros".

Solar MEMS, en cambio, opta por seguir la trayectoria del sol con los heliostatos. A través de un motor, el sensor solar de estos espejos persigue la luz que se encarga de iluminar los rincones más oscuros de los edificios. Este sistema, según explica García, permite manejar la luz al antojo del cliente.

El problema de esta especie de girasoles -como lo denominan los responsables de la empresa- es que no genera electricidad. Sin embargo, para el responsable de la instalación de estos espejos, Axel Reinsdorf, la placa aporta "los beneficios de la luz natural al hombre no sólo en la iluminación, sino también calentando la estancia". Un calor que, según García, "es más suave, por lo que aporta la satisfacción que busca la persona".

El proyecto, que se ha desarrollado junto a un equipo de investigación de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, cuenta con dos prototipos en funcionamiento que se pueden visitar. El primero se encarga de iluminar el despacho del profesor que dirige la investigación, José Manuel Quero, en el edificio de la Escuela de Ingenieros en La Cartuja.

Pero es la muestra de Triana, el ejemplo más completo de este producto. "Gracias a tres placas móviles y dos fijas, el patio interior y dos habitaciones del edificio en el que se sitúan reciben la luz necesaria para no depender del suministro eléctrico durante el día", comenta el gerente.
La instalación simple de las placas (un espejo móvil más uno complementario) tiene un coste aproximado de 2.100 euros, aunque puede alcanzar -como en el caso de la instalación de Triana- los 6.000 euros.

Por el momento, la crisis en el sector de la construcción no favorece que esta nueva forma de manejar la luz se implante en los edificios. Sin embargo, los responsables de Solar MEMS destacan que la acogida ha sido "positiva", por lo que estudian implantar su sistema en el casco histórico de Sevilla y mostrar así la eficacia de los espejos.

  • 1