viernes, 22 marzo 2019
17:36
, última actualización
Cultura

Gloria López: "Producir la obra ha sido un parto"

La actriz y productora sevillana ha querido que el Lope de Vega acoja el estreno absoluto de su último espectáculo, La reina de belleza de Leenane, basada en un texto del británico Martin McDonagh, con adaptación de Vicky Peña 

el 30 oct 2009 / 20:59 h.

La sevillana Gloria López tiene su propia compañía, aunque su vocación es la actoral.

Esta noche, a las 21.00 horas, se despide La reina de belleza de Leeane del Lope de Vega, donde se estrenó el jueves. Están siendo tres días intensos por la gran responsabilidad que supone para esta compañía andaluza enfrentarse a un estreno absoluto. En los tiempos que corren, además, no es fácil embarcarse en empresas de este tipo. La sevillana Gloria López lo ha hecho con su propia compañía, Gloria López Producciones, y con el impulso dado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

-Actuar y producir simultáneamente, ¿son dos lujos o dos formas de locura?

-Pues la verdad, tiene de las dos cosas. A veces piensas: ‘Dios mío, ¿cómo me he metido en esto?'. Pero después tienes muchas satisfacciones... Es como un parto. También produce una gran sensación de riesgo, pero es cuando trato de olvidarme de todo y me creo solamente actriz.

-¿Cómo es el síndrome pre-estreno?

-El día anterior estoy muy nerviosa, y el siguiente al estreno me pego un día en cama, malísima. El otro día me decía una compañera en esa situación que se sentía con síntomas de epidural. Tengo que aceptarlos.

-Hay quien piensa que ahora es más difícil emocionar al público que hace unos años. ¿Eran antes los espectadores más inocentes?, ¿qué ha cambiado?

-Creo que el ser humano no cambia. Recuerdo a un profesor de Ética que tenía cuando era muy jovencita que nos decía que desde que el hombre es hombre hemos cambiado muy poco. Más bien es una cuestión de que es difícil emocionar, y el público está buscando mucho el teatro como medio para emocionarse, mientras que la televisión y el cine están quedando en un segundo plano. Se está buscando más lo que es en vivo y en directo. Una buena obra de teatro emociona, conmueve, pero estoy segura de que es el arte más complicado que existe, donde combinar el buen texto con el buen actor y el buen director es tan extraordinario que muchos empeños se quedan a mitad de camino.

-Es casi un lugar común que las tablas dan al actor todo lo necesario para saltar a la tele o al cine, pero, ¿no funciona al revés? ¿No enseña la pantalla nada que sea de provecho para hacer teatro?

-Sí, son dos medios que se pueden enriquecer mutuamente. El cine se puede alimentar de la expresividad del teatro, pero hay una cosa en las películas que es la contención, aunque ahora esté pecando de una intelectualidad un poco pedante que hace que las emociones acaben pareciendo más pobres.

-¿Está de acuerdo con la discriminación positiva que se ha propuesto para las mujeres en el cine? ¿Apoyaría una medida así para las mujeres en el teatro?

-Yo no veo que las mujeres estén discriminadas, no estoy de acuerdo con esas medidas. Creo que lo que vale, vale; depende de lo que hagas, de tu esfuerzo, del equipo que tengas, donde habrá hombres y mujeres. Corremos el riesgo de empequeñecer a la mujer si tomamos ese tipo de medidas.

-¿Hay planes tras Sevilla?

-¡Claro! Primero llevaremos la obra a El Puerto de Santa María, después a Málaga, ya en 2010 a Granada, y en primavera es posible que lo giremos por Argentina. En todo el proceso está siendo clave la ayuda de la Consejería de Cultura, que ha apostado por una compañía andaluza con un proyecto de calidad.

  • 1