Local

Gobierno y agentes sociales se dan un mes para diseñar la hoja de ruta

Un escenario plagado de "importantes dificultades económicas", como reconoció el presidente del Gobierno, es el punto de partida para sustentar las bases del diálogo social. Ejecutivo y agentes sociales acordaron el miércoles, en su primer encuentro, tirar juntos del carro para salir del "bache". La hoja de ruta se definirá antes de agosto.

el 15 sep 2009 / 06:34 h.

TAGS:

Un escenario plagado de "importantes dificultades económicas", como reconoció el presidente del Gobierno, es el punto de partida para sustentar las bases del diálogo social. Ejecutivo y agentes sociales acordaron el miércoles, en su primer encuentro, tirar juntos del carro para salir del "bache". La hoja de ruta se definirá antes de agosto.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el compromiso del Ejecutivo y los interlocutores sociales de aprobar, antes del 31 de julio, un documento en el que se detallarán los asuntos que se tratarán en un diálogo social que deberá adaptarse a las "importantes" dificultades económicas.

Además, el jefe del Ejecutivo, que se comprometió a no tomar ninguna iniciativa que afecte a empresarios o trabajadores sin el consenso de los interlocutores sociales, anunció que el vicepresidente económico, Pedro Solbes, les trasladará "cuanto antes" cuáles son los "márgenes" sobre los que el Gobierno está trabajando en los próximos presupuestos y en los que aplicará una "política de austeridad".

Precisamente en este aspecto, ahondó la CEOE, que en su documento de Perspectivas de la economía española y propuestas para restablecer el crecimiento económico aprobado el martes por la junta directiva, plantea que los Presupuestos Generales para 2009 no incurran en un crecimiento del gasto público corriente, que se flexibilice más el mercado laboral y que se apueste por la energía nuclear para reducir la dependencia energética del exterior.

Tras el encuentro, que se prolongó por espacio de más de tres horas, congregó en La Moncloa al presidente del Ejecutivo, los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, así como a los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y de Cepyme, Jesús Bárcenas, junto con los ministros Pedro Solbes (Economía y Hacienda), Celestino Corbacho (Trabajo), Miguel Sebastián (Industria) y Bibiana Aído (Igualdad).

Los objetivos se centrarán en lograr un sistema público más ágil para crear empleo, mantener la solidez de la Seguridad Social, desarrollar el Pacto de Toledo, así como apoyar a las empresas en su tarea de competir, exportar e innovar.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, consideró que el diálogo social es "imprescindible" en estos momentos "complicados" que exigen un mayor esfuerzo para que España recupere los niveles de crecimiento anteriores.

Por su parte, los secretarios generales de CCOO y UGT afirmaron que la comparecencia conjunta se ha hecho para trasladar a la sociedad la voluntad de actuar juntos con el fin de proteger a los trabajadores en sus empleos, salarios y derechos sociales.

Fidalgo dijo que en esta nueva etapa el escenario económico y social actual "no tiene nada que ver" con el de hace cuatro años pero que no serán los trabajadores quienes "paguen" la situación y que los sindicatos intentarán que los sacrificios se repartan de manera equitativa y justa.

Méndez destacó la decisión de Zapatero de coordinar esta etapa, porque ratifica la importancia del diálogo social y "agranda su valor" en esta situación de dificultad económica, "que es creciente y no se puede minusvalorar", aunque no debemos "exagerarla".

  • 1