Local

Gobierno y Junta cierran un acuerdo que permite elaborar el Presupuesto andaluz

Andalucía, que no se verá obligada a otros 2.700 millones en recortes, cerró su petición de rescate, aunque el Gobierno rebaja sus expectativas a casi la mitad

el 08 oct 2012 / 15:00 h.

TAGS:

La Junta de Andalucía ha logrado un acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy que le permitirá elaborar su Presupuesto para 2013 sin sumar otros 2.700 millones en recortes. La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, abandonó ayer sede del Ministerio de Hacienda en Madrid muy satisfecha por este acuerdo bilateral por el que Andalucía logra que se respete un techo de endeudamiento para el próximo año que rondará el 15% de su PIB. El pacto político es vital para que Andalucía pueda elaborar unas cuentas para el próximo año que siguen siendo complicadas pero que, ahora, son posibles.

El desencuentro se remonta al pasado 31 de julio, cuando en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera el Gobierno central sorprendió a las autonomías restringiendo las condiciones de endeudamiento que habían sido previamente autorizadas. A Andalucía, que contaba en su plan de reequilibrio financiero con poder alcanzar un techo de endeudamiento del 15,3% se le notificó que no podía superar el 13,7%.

El dato significaba que la Junta debía descontar otros 2.700 millones de euros de su próximo Presupuesto. La consejera de Hacienda abandonó la reunión y al día siguiente el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, anunció que recurrirían esta imposición al Constitucional y que en esas condiciones Andalucía no podía elaborar sus próximas cuentas autonómicas. Griñán habló de que ese recorte del 1,9 punto en la capacidad de endeudamiento obligaría a cerrar colegios, hospitales o a despedir hasta a 60.000 empleados públicos.

En ese momento, una llamada del presidente Mariano Rajoy abrió las puertas a una negociación. Desde entonces, el tono político en las relaciones entre la Junta y el Gobierno se ha relajado de forma muy importante. La foto de la pasada Conferencia de Presidentes , con un compromiso unánime con el cumplimiento de los objetivos del déficit público, es la imagen más elocuente. Griñán, al frente de las comunidades socialistas, arropó a Rajoy frente al órdago soberanista de Cataluña y en un momento muy delicado, con España al borde del rescate económico a manos de Europa.

Las negociaciones, capitaneadas por la consejera Carmen Martínez Aguayo, no se han interrumpido y han permitido acuerdos como el adelanto de 1.000 millones de euros a Andalucía para que pudiera sufragar este mismo mes sus vencimientos de deuda (400 de anticipo y 600 con cargo al rescate). Ayer se cerró un pacto sobre el techo de endeudamiento y un acuerdo político sobre los términos y condiciones del rescate. En ese punto, la consejera de Hacienda confirmó ayer que su departamento había formalizado los términos para acudir al Fondo de Liquidez Autonómica. Andalucía reclama 4.906 millones de euros de un  fondo de 18.000 millones. El Gobierno andaluz sabe que es una petición de máximos y cuenta con que no se satisfacerá. El Ejecutivo central ha comunicado a la Junta que, en una primera aproximación del posible reparto, Andalucía recibirá menos de la mitad. En concreto, señaló ayer la consejera, 2.115 millones de euros.

La consejera de Hacienda, que recién llegada de Madrid acudió al Comité Director del PSOE andaluz, ensalzó la importancia política del acuerdo y subrayó que permitirá elaborar unos presupuestos andaluces que seguirán siendo difíciles por el duro objetivo de déficit. Las comunidades deberán cerrar el año sin superar un déficit del 0,7%. El compromiso para este ejercicio es del 1,5%. Rajoy accedió en la pasada cumbre autonómica a relajar también estas condiciones y hacer otro reparto entre la carga que soportará el Estado (que podrá llegar a un déficit de hasta el 3,8%) y las autonomías. Sin embargo, pospuso esa revisión a 2014. La Junta pide que se haga en 2013.

Las negociaciones, señaló Martínez Aguayo, han sido “difíciles” y duras. Sin embargo, desde el Gobierno andaluz admiten que el trato del Ministerio de Cristóbal Montoro cambió radicalmente desde hace un par de meses y la mano ha estado tendida al diálogo. Incluso con mayores facilidades, señalaron, que las que en determinados momentos encontraron en el Ministerio de la socialista Elena Salgado, con quien libraron duras luchas internas.

El acuerdo político más importante cerrado entre el Gobierno andaluz y el central, relativo a la asfixia financiera de Andalucía y que oxigenará las cuentas autonómicas, marca un punto de inflexión. El Gobierno de Griñán, referente de la izquierda en España, y el de Rajoy han relajado el tono de máxima confrontación que marcó sus relaciones. Montoro fue uno de los grandes aliados de Javier Arenas en la campaña de las autonómicas y que no tuvo reparos al hablar de la“insolvencia” de Andalucía.

El presidente andaluz eludió una valoración sobre ese acuerdo en la reunión del Comité Director del PSOE-A. Griñán aludió a la elaboración de los Presupuestos autonómicos –que deberán llegar al Parlamento antes del 31 de octubre– y aseguró que deberán “ser leales con la realidad sin pervertir las ideas” socialistas, pero también deberán “combatir” los Presupuestos del Estado . “No solo porque maltratan a Andalucía, que la maltratan, sino porque son un paso más en la destrucción del modelo de convivencia y pueden dejar en la cuneta a varias generaciones”. Griñán además dio un toque de atención al grupo socialista para que defienda desde el Congreso los intereses de Andalucía en esos Presupuestos.

Desde su Gobierno, su vicepresidente Diego Valderas (IU) le advirtió de que las cuentas autonómicas deberán responder al pacto de gobierno.

 

  • 1