lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Local

Gobierno y Junta creen que la crisis debe acelerar las fusiones de cajas

Rodríguez Zapatero, en el Congreso, y Chaves, en la capital paraguaya, defendieron ayer el mismo discurso sobre el camino que han de tomar las entidades financieras. En tiempos de crisis, vinieron a decir, las fusiones son recomendables. Insistieron en que son las entidades las que han de decidir.

el 15 sep 2009 / 16:49 h.

TAGS:

I. M. / I.C.

Rodríguez Zapatero, en el Congreso, y Chaves, en la capital paraguaya, defendieron ayer el mismo discurso sobre el camino que han de tomar las entidades financieras. En tiempos de crisis, vinieron a decir, las fusiones son recomendables. Ambos insistieron en que son las entidades las que han de decidir.

Quizás si no ha sido a empujones políticos pueda ser a empujones económicos. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se refirió ayer desde Asunción (Paraguay) a la necesidad de que las cajas de ahorros andaluzas venzan sus resistencias y aprueben proyectos de integración en la actual legislatura, que acaba en 2012. "La crisis financiera mundial es una gran oportunidad para acelerar ese proceso de fusión", aseguró ayer a preguntas de los periodistas. Entre otras cosas porque nunca antes como ahora las entidades son conscientes de lo importante que es que fortalezcan su músculo financiero para salir airosa del crash financiero mundial.

Lo hizo poco después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apostase en el Congreso por que haya fusiones en el mapa financiero español para ganar competitividad y eficacia. "Cuando hay un momento como éste, de grave crisis, es probable no sólo en España, también en otros países, que se produzcan situaciones de fusión o reestructuración", señaló Zapatero en la sesión de control en el Congreso, donde afirmó que el Ejecutivo "no señalará con el dedo a ninguna entidad".

En Andalucía, la Junta lleva años empeñada en convencer a los presidentes de las cajas andaluzas de la importancia de caminar hacia una gran entidad. El Gobierno andaluz ya desterró de su vocabulario el concepto de caja única, que tan intensa guerra le acarreó con las entidades en el pasado. Ahora, apuesta por que haya más de una caja para que exista competencia, pero insiste en la necesidad de iniciar un camino de fusiones que conduzca a entidades más fuertes y sólidas. Después de la fusión de las entidades occidentales y del nacimiento de Cajasol, las cajas se aliaron en el Banco Europeo de Finanzas, dos precedentes que, según la Junta, deben de conducir a nuevas integraciones.

"Hay que llegar a esa gran caja en el plazo de tiempo menor posible", defendió ayer Chaves, quien recordó que siempre ha sido partidario de ese proyecto y le ha dado su impulso político. "La crisis crea las condiciones", agregó, convencido de que se abre una "gran oportunidad" y de que ahora más que nunca es "necesario".

El presidente andaluz ya desveló hace ocho meses que hay conversaciones abiertas entre las cajas andaluzas para aprobar fusiones. Ayer insistió en que siguen los contactos, aunque se negó a concretar entre qué cajas. "Lo que espero es que en esta legislatura se puedan dar los primeros pasos", aseguró. En Sevilla, su vicepresidente económico, José Antonio Griñán, mostró las mismas reservas: "Sin comentarios", respondió ayer cuando se le pidieron detalles de los contactos entre cajas.

Griñán sí confirmó que la Junta analiza la actual normativa para ver si es necesaria una reforma que la ajuste al nuevo entorno financiero. El objetivo: que las entidades sean "más operativas y más seguras".

  • 1