miércoles, 21 noviembre 2018
19:10
, última actualización
Local

Gobierno y Junta dan un impulso crucial al derribo del Algarrobico

Encargan a la empresa Tragsa el estudio para su demolición y la restauración ambiental de la zona.

el 09 jul 2012 / 20:52 h.

TAGS:

El derribo del Algarrobico parece estar más cerca tras la reunión mantenida ayer por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente , Miguel Arias Cañete, y el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente andaluz, Luis Planas, en la que se firmó el encargo a la empresa Tragsa del estudio para la demolición de la construcción de Azata en el paraje del Algarrobico , en Carboneras (Almería), así como del tratamiento de residuos y restauración ambiental de la zona.

Tras la reunión bilateral, ambas administraciones han acordado cofinanciar el estudio, que deberá evaluar las actuaciones técnicas y materiales precisas, a la vez que decidieron sufragar "los costes que se deriven de cada una de las actividades". Planas explicó que el estudio permitirá que "cuando las condiciones jurídicas lo permitan, se pueda acceder a la demolición, tratamiento de residuos y regeneración de la zona". En aquel momento no quiso entrar a señalar si la Administración General del Estado financiaría alguno de esos aspectos (un estudio de la Junta estimó el derribo en casi nueve millones de euros).

La financiación de los trabajos ha sido uno de los principales puntos discordantes entre ambas administraciones. La Junta de Andalucía firmó con el anterior Gobierno socialista un convenio por el cual el Ministerio pagaría la demolición de la obra y el Ejecutivo andaluz la limpieza de los escombros, acuerdo con el que el actual Gobierno central del PP se mostró en desacuerdo al considerar que es la administración andaluza la que debe correr con los gastos de todas las operaciones de desmantelamiento y recuperación.

En cualquier caso, Planas destacó que comparte con el ministro "la visión" de que el Algarrobico "es un tema medioambiental pero también importante para la imagen de Andalucía y de España" y mantuvo que la elaboración de este estudio es "una señal clara e inequívoca de la voluntad de seguir adelante".

El pasado mes de marzo, el Tribunal Supremo determinó que el hotel Azata del Sol violaba la Ley de Costas e invadía de manera parcial la zona de servidumbre del dominio marítimo-terrestre. La sentencia desestimaba el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Carboneras contra un fallo de la Audiencia Nacional que consideró conforme a derecho la orden ministerial que en 2005 amplió la zona protegida al espacio donde se asienta el establecimiento. El hotel cuenta con una veintena de plantas y 411 habitaciones y está en primera línea de la playa almeriense.

Así las cosas, el pasado mes de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía anuló el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata-Níjar que permanecía suspendido de manera cautelar y dejar la puerta abierta a la reactivación del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico. El fallo determinó que el "uso turístico" que "no es ajustado a derecho" y que, por tanto, la zona debe ser calificada como "espacio protegido no urbanizable" tal y como se recogía en la normativa de 1994, derogada hace cuatro años por la Junta andaluza. El Alto Tribunal andaluz sostenía que la modificación de la planimetría del PORN que hizo la Junta en 1997 y que convertía el paraje en urbanizable "no tiene validez".

  • 1