Local

Gobierno y obispos vuelven al intercambio de puyas

La Conferencia Política del PSOE también tuvo tiempo para acordarse de la Iglesia. Fue el coordinador del programa electoral socialista y ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aseguró que los socialistas no pueden aceptar "la sustitución de las leyes del Estado por el catecismo".

el 14 sep 2009 / 23:18 h.

TAGS:

La Conferencia Política del PSOE también tuvo tiempo para acordarse de la Iglesia. Fue el coordinador del programa electoral socialista y ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aseguró que los socialistas no pueden aceptar "la sustitución de las leyes del Estado por el catecismo". Con esta reflexión, Caldera logró la mayor ovación de los participantes, la mayoría de ellos puestos en pie.

"La Iglesia no toleraría, y con razón, la injerencia de las leyes del Estado en el catecismo y nosotros no podemos aceptar la sustitución de las leyes del Estado por el catecismo", ha dicho Caldera.

La respuesta llegó de mano del arzobispo de Toledo, el cardenal Antonio Cañizares, quien aseguró que cuando la Iglesia católica anuncia a Dios no impone, sino que ofrece, por lo que pidió "que no se nos imponga el laicismo", porque "eso sí que no se nos puede imponer a nadie, porque eso trae destrucción, trae ruptura, trae la quiebra del hombre".

Cañizares se pronunció de esta manera en la homilía de la misa que ofició en la Catedral de Toledo, donde recalcó la necesidad de que los católicos evangelicen y sean "valientes". "Es necesario que no nos callemos, que no estemos tan acomplejados, no podemos echarnos atrás, no podemos tener vergüenza de anunciar a Jesucristo y anunciar y llamar a los demás para que acepten a Dios en el centro de sus vidas", apuntó por último el arzobispo.

  • 1