Local

Gobierno y PP impedirán a ETA ocultarse en las agrupaciones

Socialistas y populares ultiman el pacto de cara a las elecciones del 22 de mayo.

el 25 nov 2010 / 20:46 h.

TAGS:

PSOE y PP están ultimando un acuerdo para extender a las agrupaciones de electores las nuevas medidas contempladas en la reforma de la Ley Electoral para taponar a Batasuna y sus herederos todas las vías de acceso a las instituciones.


El principio de acuerdo, anunciado ayer por el coordinador de Justicia del Partido Popular, Federico Trillo, se tramitará como enmienda a la proposición de ley que PSOE y PP presentaron en el Congreso para reformar la legislación electoral con el objetivo de cerrar a Batasuna y sus herederos cualquier vía para concurrir a las próximas elecciones y, por ende, colarse en las instituciones, tampoco a través de candidaturas de partidos legales como Eusko Alkartasuna.


Esa proposición de ley, trabajada junto con el Ministerio del Interior y presentada al margen de la que los dos grandes partidos sí pactaron con CiU y PNV para una revisión global de la Loreg, se centra en ampliar los plazos para impugnar candidaturas, que estaban muy tasados, habida cuenta de Batasuna y sus marcas sucesoras aprovechaban que caducaba el plazo para desvelar sus intenciones y anunciar cuál era su apuesta para las elecciones en curso. Y en el supuesto de que la apuesta de Batasuna no se desvele hasta el mismo día de las elecciones, se amplía también el plazo para recurrir contra la proclamación de electos con el fin de evitar al menos que los electos puedan llegar a tomar posesión de sus cargos.


Además, se introducen unos cambios legales para impedir que los sucesores de Batasuna permanezcan en sus escaños después de que se ilegalice la marca con la que se presentaron, atribuyéndoles una incompatibilidad sobrevenida que podrán salvar si hay una renuncia expresa de las causas que motivaron la ilegalización de esa formación.


Fleco pendiente. En esta reforma de la ley electoral había quedado pendiente el caso de las agrupaciones de electores, que tienen su propio régimen de funcionamiento distinto del de los partidos. PSOE y PP se habían comprometido a negociar un texto para presentarlo como enmienda a su proposición de ley, actualmente en trámite en el Congreso de los Diputados.


Durante un desayuno de la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, en el Foro de la Nueva Sociedad, Trillo tomó la palabra para trasladar su apoyo a las reivindicaciones de las víctimas y anunció este consenso sobre "el último fleco pendiente" para evitar que el entorno político de ETA pueda tener presencia en las instituciones.


"Puedo anunciar que el último fleco pendiente, el de las agrupaciones electorales, mereció un acuerdo el pasado viernes y se hará pública su plasmación hoy o mañana -por ayer u hoy-", avanzó el dirigente popular sin dar más detalles del acuerdo. Tampoco a su salida del desayuno quiso aclarar a los medios el contenido del texto consensuado y se limitó a asegurar que lo harán público los portavoces de PSOE y PP en el Congreso.


Lo que parece claro es que Batasuna sigue con su estrategia para poder estar en los próximos comicios. De hecho, el ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi volvió a pedir a la Audiencia Nacional su puesta en libertad, esta vez en relación a la causa que ha investigado la financiación de ETA a través de las herriko tabernas por la que se encuentra pendiente de ser juzgado junto a otras 41 personas. No obstante, sigue condenado por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna el pasado año.


Por su parte, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, solicitó a los partidos políticos que "pongan remedio" a los "versos sueltos" que hay entre sus formaciones y les exigió además que el final de ETA tenga vencedores y vencidos y no se permita un "empate macabro" en el que las víctimas tenga que aceptar "un grado de impunidad histórica, política y penal".


Por ello, la presidenta del principal colectivo de víctimas pidió dirigentes políticos "con convicciones y con coraje" que además defiendan la dignidad de las víctimas sabiendo que con ello se defiende la democracia. "Y que lo hagan con valentía, aunque resulte incómodo o difícil".

  • 1