Local

Gobierno y PP pactan la renovación de los órganos judiciales para septiembre

Gobierno y PP dieron ayer por superada la etapa de crispación abierta tras las elecciones de 2004 con el cierre de dos importantes acuerdos: la renovación del Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y sobre la lucha contra ETA. Donde sí que no hubo pacto fue en materia económica.

el 15 sep 2009 / 08:32 h.

TAGS:

Gobierno y PP dieron ayer por superada la etapa de crispación abierta tras las elecciones de 2004 con el cierre de dos importantes acuerdos: la renovación del Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y sobre la lucha contra ETA. Donde sí que no hubo pacto fue en materia económica.

La primera reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición y presidente del PP, Mariano Rajoy, desde las elecciones, de poco más de dos horas de duración, dejó patentes el cambio en las relaciones tras cuatro años de crispación. El primer gesto partió del socialista, que recibió a Rajoy a pie de escaleras en el Palacio de la Moncloa. Ambos tan solamente marcaron distancias en materia económica.

De los acuerdos, ambos destacaron el consenso en materia judicial con la renovación en septiembre del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Constitucional (TC), endurecer las penas frente a los delitos sexuales así como crear un registro de pederastas. La alarma generada en torno al caso de la niña Mari Luz, presuntamente asesinada por un pederasta que debía estar cumpliendo condena, ha facilitado la discusión y el acuerdo sobre este punto entre ambos líderes.

Además, ambos líderes se comprometieron a poner en marcha la modernización de la administración de Justicia, con la implantación de la Oficina Judicial, la incorporación de nuevas tecnologías, el impulso a los juicios rápidos penales y civiles y la incorporación a la ley de la carta de derechos de los ciudadanos ante al administración de Justicia. No hubo acuerdo para otorgar más competencias a los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas.

En sus respectivas comparecencia de prensa, ni Zapatero ni Rajoy desvelaron si comenzaron a negociar las personas que ocuparán cargos en el Consejo General del Poder Judicial y en el Tribunal Constitucional alegando que de ello se ocuparán a partir de septiembre. A este respecto, Zapatero precisó que sobre esta cuestión sólo habló con Rajoy de "criterios", unos criterios que tampoco quiso desvelar emplazando a los periodistas que le preguntaron en este sentido a esperar has-ta el próximo mes de septiembre argumentando que sería "procedimentalmente absurdo" detallar ahora algo.

Eso sí, recalcó que los nuevos vocales del CGPJ deben tener "la máxima profesionalidad", tras lo cual desveló haber sugerido a Rajoy que la propuesta de renovación que se presente "sea equilibrada" entre hombres y mujeres. Centrándose en el TC, el jefe del Ejecutivo valoró como una "muy buena noticia" su próxima renovación y destacó que se "reforzará su posición institucional" como garante de la Carta Magna. No obstante, tampoco precisó los criterios de la renovación ni si el PP ha aceptado que los parlamentos autonómicos participen, a través del Senado, en las designaciones.

Apoyo de los jueces. Las asociaciones de jueces consultadas por Efe se felicitaron ayer de que el nuevo año judicial pueda comenzar en septiembre con un Consejo General del Poder Judicial renovado, tras el acuerdo alcanzado. El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, expresó su confianza en que con este "acuerdo de mínimos" se den "pasos firmes" para la modernización y la mejora del servicio público de la Justicia.

En materia antiterrorista el acuerdo está basado en la unidad de los dos partidos; el apoyo a las víctimas; el respaldo al Estado de derecho y las Fuerzas de Seguridad; el convencimiento de que el único destino de ETA es abandonar la violencia y que no conseguirá objetivos políticos; y la mejora de la cooperación internacional. Se comprometieron además a estudiar las reformas legales pertinentes para llevar a la práctica estos puntos.

reformas legales. El objetivo será introducir una disposición en la ley de solidaridad con las víctimas del terrorismo para retirar placas y nombres de calles que exalten a los terroristas; reforzar las penas accesorias y el alejamiento y el control de los etarras que salgan de prisión; y garantizar que, con su patrimonio presente o futuro, cumplen con sus responsabilidades civiles.

Zapatero, que auguró un clima "más sosegado" en esta legislatura porque "las cosas han cambiado", consideró que el entendimiento con el principal partido de la oposición es "extraordinariamente positivo".

Rajoy estimó que Zapatero "ha aprendido" y aseguró que él siempre ha estado dispuesto a pactar para descartar "cualquier suerte de negociación con ETA".

Para ambos, el acuerdo es suficiente y no habrá pacto antiterrorista, aunque el presidente del Gobierno invitará la próxima semana al resto de las fuerzas políticas a sumarse a él.

En este sentido, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) consideró ayer que el acuerdo alcanzado entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, en materia de lucha antiterrorista es "bueno", pero espera que "no sea roto como se rompió hace cuatro años por parte del PSOE".

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, declaró: "los que sabemos lo que es arriesgar la vida para que se establezcan las libertades en el País Vasco esperábamos desde hace mucho tiempo el principio de acuerdo alcanzado hoy entre Rodríguez Zapatero y Rajoy". Pagazaurtundua manifestó que ambos partidos han entendido la importancia de proteger a las víctimas de ETA.

  • 1