Deportes

Gol, gol, gol: una delantera preparada para el ascenso

Entre Rubén Castro, Jorge Molina y Vicenzo Rennella han anotado 155 goles en Segunda División, siendo una de las líneas de ataque más peligrosas de la categoría.

el 03 ago 2014 / 11:39 h.

ruben-castro-molina-644x362 Jorge Molina felicita a Rubén Castro tras marcar un gol. Foto: EFE Con el paso de los años se han ido creando cada vez más tópicos en el fútbol. Uno de los más utilizados es el de “la mejor defensa es un buen ataque”. La enorme fragilidad defensiva y la ausencia de Rubén Castro durante varios meses por lesión, fueron uno de los principales problemas que tuvo el Betis la pasada temporada. Este curso, con un Rubén implicado que está a punto de renovar y con Jorge Molina más Vicenzo Rennella, el conjunto verdiblanco parece tener muy bien cubierta la delantera, a la que hay que sumar las aportaciones que deben hacer Pacheco y Chuli, si finalmente se queda. Castro y Molina van a afrontar su quinta temporada siendo los hombres principales del ataque bético. Ambos llegaron en la 2010-11 con el mismo objetivo que van a tener esta campaña: ascender a Primera División. Aquella vez, lo cumplieron con creces, anotando en la competición doméstica 45 goles (27 el canario y 18 el de Alcoy). El listón lo pusieron alto, pero deben volver a él o incluso superarlo para ayudar a la entidad heliopolitana a regresar a la élite del fútbol español. Para ello, cuentan con lo más importe: su calidad y la total confianza de su entrenador, Julio Velázquez, que ha admitido en varias ocasiones que no se plantea otra cosa que no sea tener a los dos  arietes. La categoría de plata siempre se les ha dado bien y tanto el 24 como el 19 lograron ser pichichis de la misma, aunque no con el Betis. Rubén lo fue en la 2003-04 con Las Palmas (22 goles) y Molina en la 2009-10 con el Elche (26 goles), justo una antes de recalar en Heliópolis. Los dos delanteros acumulan una gran experiencia en Segunda con 307 encuentros y 135 goles. Ambos han tenido la oportunidad de irse, pero por un motivo u otro van a jugar en el Betis este curso. Además lo harán con un aliciente muy especial, pues estar entre los máximos artilleros de la historia del club les debe suponer una motivación extra para intentar batir sin piedad al portero rival. Para tener el ataque bien cubierto, el conjunto verdiblanco ha rescatado a Vicenzo Rennella, fichado a Pacheco y, por el momento, mantenido a Chuli. Con 20 años Rennella despuntó en el Lugano, un equipo suizo en el que en el 2008 materializó 24 chicharros en 22 enfrentamientos. Eso lo puso en el punto de mira de varios equipos . Tras unos años sin encontrar resultados, recaló en el Córdoba, donde anotó 8 goles. Desde la entidad de La Palmera deciden hacerse con sus servicios la temporada pasada, pero lo ceden al Lugo, escuadra en la que ha demostrado calidad, ganas y capacidad para marcar (13 tantos). Ahora llega al Betis para demostrar que es una alta competencia para Rubén y Molina y, como dijo en su presentación, para  “darlo todo”. El franco-italiano llega con mucha confianza y con la ventaja de llevar dos campañas consecutivas jugando en Segunda, por lo que no necesitará ningún tipo de adaptación. Al principal trío atacante hay que añadir a Chuli, que tras un año bastante desafortunado de verdiblanco regresa a la categoría en la que un curso le bastó para anotar 15 goles. Con 23 años, le queda mucho margen de mejora y ahora, aunque Velázquez lo está utilizando más en la banda, tiene la oportunidad de ser ese futbolista que destacó en el Recreativo. A estos cuatro delanteros, hay que sumar la aportación de un hombre de banda, pero que suele ver puerta: Pacheco (10 tantos en 51 envites). El joven malagueño, que ha sido internacional en las categorías inferiores de la selección española,   buscará seguir creciendo y encontrar un equipo que le de estabilidad y continuidad. Entre estos cinco futbolistas, más las aportaciones que deben hacer los hombres de segunda líena, el ataque parece estar más que bien cubierto con tres delanteros que garantizan tantos y con unos acompañantes que aportaran el ingrediente necesario para que el tópico futbolístico comentado al inicio sea una realidad. En la pretemporada, por ahora, sí lo está cumpliendo. Los goles son la esencia del fútbol, con lo que los seguidores más disfrutan, y el Betis sí tiene gol.  

  • 1