Economía

González alerta de la 'rápida necrosis' de las empresas

El ex presidente del Gobierno Felipe González defendió la necesidad de capitalizar de inmediato a la banca española para que, cuando acabe la crisis, se encuentre en idénticas condiciones que otras entidades europeas en las que han intervenido sus Gobiernos para mejorar sus balances.

el 15 sep 2009 / 23:56 h.

El ex presidente del Gobierno Felipe González defendió la necesidad de capitalizar de inmediato a la banca española para que, cuando acabe la crisis, se encuentre en idénticas condiciones que otras entidades europeas en las que han intervenido sus Gobiernos para mejorar sus balances. Todo ello, insistió, para evitar la "competencia desleal" que esta situación podría traer consigo.

Durante su participación en las jornadas Respuestas ante la crisis inauguradas ayer en la sede de la patronal andaluza CEA en Sevilla, el ex presidente español reconoció la fortaleza que "está demostrando" la banca nacional, aunque indicó que existe "un riesgo". "Las ayudas públicas que vayan a sanear a los bancos mejor que se aborden cuanto antes porque, mientras que los demás se están viendo obligados a hacer una reestructuración profunda, nosotros no la estamos haciendo a pesar de que el sistema financiero se está fragilizando", señaló, y sentenció que "mejor ahora que dentro de un año".

Su propuesta es que en esta capitalización entre primero la inversión privada "y a la que ésta no cubra, que vaya el Estado a precio de mercado". Eso sí, respaldó que, una vez que la coyuntura cambie a mejor, "el sector público debe comprometerse a devolverlo, también a precios de mercado".

En referencia al sistema financiero, reconoció que "mientras no esté sano, no hay posibilidad de crecimiento, por lo que a nadie debe extrañar que cualquier Gobierno, sea del signo que sea, se plantee salvar su situación". De este modo se refirió a la existencia de "una burbuja especulativa que hay que llevar al terreno del endeudamiento público para intentar salvar el sistema financiero".

Durante su discurso, también hizo hincapié en la necesidad de coordinación entre los países para afrontar la crisis. "Casi es mejor equivocarse al actuar conjuntamente que caminar solo", precisó. En este sentido, detalló que existe un "problema de gobernanza", ya que ésta sigue siendo "local o nacional y, sin embargo, tiene que enfrentarse a desafíos globales".

A este respecto, destacó que el recién estrenado presidente de EEUU, Barack Obama, ha reconocido en los últimos días que su país "no puede solo" ante la crisis, por lo que se preguntó "cuándo Europa va a reconocer que necesita también a EEUU" para salir de la coyuntura. Así, denunció la fragilidad de la Unión Europea, "que no reconoce sus fallos", y que haya afrontado el problema económico "sin coordinación y con un esfuerzo menor al norteamericano, a pesar de que es similar aquí y allí".

En lo que se refiere a ir unidos contra la crisis, y también para favorecer a las entidades financieras, González defendió "un marco regulatorio global, con medidas pragmáticas, pero que se cumplan, porque tampoco hay que ahogar con la sobrerregulación".

Asimismo, durante su participación en las jornadas de la CEA, González remarcó que "el capitalismo está en crisis, aunque hay que aceptar que funciona mejor que cualquier otro sistema". En este punto, insistió en que la crisis "es sistémica", por lo que se debe realizar una "modificación del sistema, pero no cambiarlo".

Ante un foro plagado de empresarios, González recordó que, a pesar de las manifestaciones que se suceden en Europa en favor del empleo, "la necrosis de las empresas es muy rápida y hay que entender que sin empleadores no hay puestos de trabajo".

  • 1