Economía

González pide que la entrega de una casa salde la hipoteca

Considera que los créditos otorgados han estado por encima de su valor.

el 07 mar 2011 / 21:31 h.

El expresidente del Gobierno Felipe González señaló ayer que la entrega de la vivienda debe valer para pagar la deuda hipotecaria -aunque "el análisis jurídico pueda llevar a otras consecuencias"- ya que "hay una garantía real, que es una casa", después de que el Congreso haya rechazado una propuesta de IU e ICV para modificar la ley hipotecaria en este sentido.

En el coloquio tras impartir en Sevilla la conferencia Autonomía de la voluntad y mercado, dentro del Congreso Notarial Español, González indicó que ésta es su "inclinación natural" y criticó que "lo que se constata" es que "las hipotecas han estado muy por encima del valor real del bien adquirido" ante "la facilidad con la que se ha dado el crédito".

"Ha habido demasiada alegría en el crédito hipotecario (...), se han dado hipotecas por un valor a veces superior al nominal. Podían haber sonado los tambores de todo el mundo diciendo que estábamos galopando alegremente, pero irresponsablemente, hacia la bofetada que nos íbamos a dar, pero todo el mundo estaba feliz en el galope".

Señaló, asimismo, que el crédito en la economía española ha aumentado el 36% cuando la media de crecimiento de la economía era del 3% y teniendo en cuenta que de España sólo se sacaba un tercio del ahorro necesario para financiar ese crédito, mientras el resto era de ahorro externo. Ante esto, cuando el ahorro externo "se ha cortado", las entidades financieras "han cortado el crédito" después de "vivir del ahorro externo en volúmenes extraordinarios, insoportables", subrayó.

Subrayó, además, que España tiene un problema de deuda pública y de déficit y que éste ha sido "coyuntural", mientras que la deuda pública "sigue siendo un 20% menor que la alemana". Sin embargo, recordó que la deuda de las familias es del 95% del PIB y la de las empresas, del 150%", de manera que la deuda del conjunto de España, "que no ha sido un país muy ahorrador", puede ser del 250% del Producto Interior Bruto.

Por otro lado, González advirtió de que a España le "queda un rato para salir" de la crisis, pues aunque "entró con un sistema financiero relativamente menos dañado que el británico, el francés, el alemán o el estadounidense, nos hemos descuidado" y "no hemos hecho la reestructuración del sistema financiero que los otros hicieron sí o sí, porque no tenían más remedio".

Señaló que "nosotros lo retrasamos y lo estamos haciendo ahora porque estábamos menos dañados". En este sentido, indicó que, hasta hoy, "España ha empleado un poco más de un punto del PIB para el rescate del sistema financiero, mientras que en 1983, primer año que él gobernó, se llegó a emplear "casi dos puntos" para esto mismo. Comentó que no le extrañaría que "haya que completar ese punto del rescate con un punto y medio o dos puntos más".

«En las finanzas no cambia nada»
González criticó que el funcionamiento del sistema financiero "no ha cambiado" ya que se siguen haciendo las mismas transacciones que antes salvo, según detalló, el "corte" de crédito que "sí estamos notando de manera dramática en la economía real". Se quejó de que no haya "ninguna decisión de gobernanza" cuando "debería ser una propuesta a nivel europeo". Según explicó, se viven las consecuencias de un proceso de desregulación "irresponsable", donde "el poder público estorba".

  • 1