Local

González recala en Doñana para proyectar el parque al exterior

El ex presidente liderará un consejo de ecologistas, alcaldes y empresa.

el 29 dic 2009 / 20:09 h.

TAGS:

González, en Doñana en 1989 con el alemán Helmut Kohl.

Doñana es el mayor humedal de Europa, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera. Es el parque nacional más emblemático de Andalucía pero requiere de una "mayor proyección internacional" y del "impulso" definitivo que lo convierta en un foco de atención indiscutible.

Esa motivación es la que, según Medio Ambiente, ha llevado a la Junta a designar al ex presidente del Gobierno Felipe González como nuevo presidente del Consejo de Participación de Doñana. Este órgano, que en verano de 2007 sustituyó al Patronato del parque después de que Andalucía asumiera las competencias sobre sus parques nacionales, es el lugar en el que se pacta la gestión del espacio, donde se analizan sus retos, amenazas y apuestas y en el que están representados, en sus 60 miembros, todos los ámbitos con peso en el entorno: las administraciones, los empresarios y los ecologistas.

Como explicó ayer el consejero de Presidencia, Antonio Ávila, González tendrá dos retos fundamentales: la proyección del recinto al tiempo que se mantienen y potencian las relaciones con su entorno socioeconómico directo y la resolución de "algunos temas que están en términos de reto", esto es, los problemas de Doñana, como son la salinidad de sus aguas, su escasez y el uso irregular y excesivo que de ellas se hace. La labor del ex presidente no será de gestión pura, sino "representativa y de moderación", aunque en su mano está pedir informes, impulsar los debates y convocar reuniones -lo habitual es que haya consejos cada mes y medio o dos meses-.

La Junta insistió en que, más allá de la popularidad de una persona como González, en su elección ha pesado "su capacidad de influencia", su "amor por el parque" -que usó como anfitrión en visitas oficiales y privadas de jefes de Estado y de Gobierno como el alemán Helmut Kohl, el ruso Mijail Gorbachov o el francés Francois Mitterrand- y el hecho de que durante su mandato la Unión Europea aprobó el Plan de Desarrollo Sostenible del Entorno de Doñana, que fue la herramienta definitiva que blindó el parque, que este año cumple 40 años.

La cabeza visible de Doñana era, hasta ayer, el científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ginés Morata, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y uno de los biólogos más laureados y reconocidos de España, y que ha estado al frente del consejo de participación apenas año y medio. Morata aseguró que es un "honor" que su testigo lo tome González, por el que siente una "admiración profunda" y que tiene, dice, "mucho que aportar". No valoró Morata el hecho de que vuelva a ser un político y no un científico quien se sitúe al frente de Doñana -antes de él estuvieron Alfonso Guerra, Isabel Tocino o Jaume Matas-. "Estoy contento con lo que he hecho y espero que González encuentre la misma sintonía y buena voluntad que yo", añadió.

Dispar acogida. La designación de González cosechó el elogio de los alcaldes de la comarca de Doñana, del PSOE andaluz y de la Junta. También del director de la Estación Biológica de Doñana, Fernando Hiraldo, quien entiende que es "el mejor" sustituto de Morata, que está "sobradamente preparado" y que "sabrá querer y hacer bien las cosas" en el parque. Tibieza encontró el socialista en WWF/España, que le pide "compromiso" y espera que use su influencia mundial para salvaguardar el espacio. Y franca oposición en Ecologistas en Acción ("Es un error, hacen falta científicos"), el PP ("Lo que quiere son unas vacaciones gratis en Doñana, nada más") e IU ("El cargo es un retiro para quien gustaba de pasar sus vacaciones allí, es su único mérito").

  • 1