Cultura

Gónzalez-Sinde: "Cultura no se lavó las manos ni miró para otro lado"

el 13 jul 2011 / 16:12 h.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, asegura que el  Ministerio de Cultura no "se lavó las manos ni miró para otro lado"  en el caso de la SGAE y apuesta por cambiar los modelos de las  entidades de gestión y crear una auditoria pública obligatoria para  su vigilancia y control.

En su comparecencia para informar con carácter urgente sobre las  medidas de control del Ministerio de Cultura de las cuentas de la  Sociedad General de Autores (SGAE) , la titular de Cultura ha sido clara al respecto de las competencias de su Departamento: "¿Qué  debería hacer el Ministerio de Cultura al respecto? Nada que no haya  hecho", ha asegurado.

CUATRO PROPUESTAS

Sinde ha propuesto un paquete de cuatro medidas para mejorar el  funcionamiento de las entidades entre las que destaca la modificación  parcial de la Ley de Propiedad Intelectual para impedir "la creación  indiscriminada" de sociedades y fundaciones mercantiles.

Además propone crear una "auditoría pública de funcionamiento  obligatoria" para todas las entidades de gestión y apuesta por  resolver, aunque sea de forma "provisional" mientras Bruselas dicta  su directiva sobre derechos de autor, la administración de  competencias territoriales sobre el control de entidades de gestión,  asuntos que serán debatidos en la próxima Conferencia sectorial.

Por último, la ministra ha propuesto la creación de un régimen  sancionador especial para las entidades de gestión que no cumplan con  sus actividades. Estas propuestas han sido anunciadas también durante  su interpelación en el pleno del Congreso.

"DOBLEMENTE PERJUDICADOS"

Por otra parte, la titular de Cultura ha defendido a los autores  que son los "doblemente perjudicados" y ha afirmado que no es  admisible una causa general contra la propiedad intelectual y los  derechos de autor. "El castigo lo merecen los responsables de las  irregularidades no quienes sostienen con su trabajo la cultura",  alega la ministra.

Asimismo, recuerda que podrían haber puesto en riesgo su  patrimonio y erosionado su imagen pública. En esta línea, ha pedido  que no se abra una "causa general" ni se cuestione "su derecho a  cobrar por su trabajo y a reclamar a quienes obtienen un beneficio de  él una contraprestación justa".   

Por otra parte, González-Sinde ha recordado que el Ministerio de  Cultura carece de competencias desde el año 1997 como consecuencia de  los mecanismos de control dado el reparto competencial que estableció  en esta materia la sentencia 196/1997 del Tribunal Constitucional.

La ministra asegura que llevará esta "laguna legal" a la próxima  Conferencia Sectorial de Cultura e intentará tratar el asunto en el  marco de las competencias territoriales.

  • 1