Local

Gorostiaga cree que si el obispo un fuera político, habría sido extraditado

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, la socialista Lola Gorostiaga, considera que si el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, fuera un político en lugar de un prelado, ya habría sido destituido.

el 14 sep 2009 / 22:20 h.

TAGS:

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, la socialista Lola Gorostiaga, considera que si el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, fuera un político en lugar de un prelado, ya habría sido destituido, e incluso "extraditado", por sus declaraciones sobre los abusos a menores.

Gorostiaga ha asegurado en una entrevista en RNE que sintió "mucha rabia" al escuchar las declaraciones del obispo Bernardo Álvarez en las que éste decía que puede haber menores que consientan mantener relaciones sexuales con adultos y que algunos "están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo".

"Si el obispo de Tenerife hubiera sido un político se hubiera montado una revolución en este país y lo hubieran tenido que extraditar. No sólo hubiera tenido que dimitir de su cargo, porque evidentemente, fuera del partido que fuera, le hubieran tenido que cesar de forma fulminante, sino que le hubieran tenido que extraditar", defiende la vicepresidenta de Cantabria.

  • 1