domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Gracias a los canteranos

No sé que habría ocurrido si Navas y Rodri no logran rescatar el fallo de Negredo.

el 17 may 2010 / 06:28 h.

Cuando el corazón no encuentra cabida en el cuerpo. Cuando los sentimientos afloran de forma desmedida. Cuando el fútbol llega hasta el extremo de conseguir un objetivo en el final del tiempo de descuento, tiene que llegar la hora en la que el tiempo lo sedimente todo para que la reflexión no esté cegada por el acontecimiento.

El Sevilla ha logrado el objetivo de su Sociedad Anónima Deportiva, el dinero que proporciona la Champions para seguir creciendo en un futuro inmediato. El Sevilla tiene que pensar seriamente en el proyecto y en aquellos que han de capitanearlo para no tener que estar en el trapecio esperando el desenlace del triple salto mortal, como ha sucedido en la presente Liga.

Entre Almería y la final. Está tan cerca la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid -el miércoles a las 21.30 horas en el Camp Nou- como lejos el partido de Almería. Quisiera una mínima reflexión para honrar a la cantera. Esa cantera que ha sacado al Sevilla muchísimas veces de situaciones complicadas. En Almería, Navas, Luna y el gol decisivo, in extremis, de Rodri, son su mejor exponente. No quiero ni pensar cómo hubiese sido el final si no llegan Navas y Rodri a rescatar la irresponsabilidad de Negredo. Irresponsabilidad con mayúsculas en un profesional internacional y, posiblemente, mundialista. Todo en fútbol lo tapa el gol, y más si éste es tan decisivo como el de Rodri. Ahora bien, los que tuvieron una actuación clave en el resultado, los canteranos, merecen en esta temporada el honor que Jesús Navas tendrá de ser su representante en el Mundial.

Vuelve el Betis. Sólo ha pasado una semana y aquella quimera ha quedado en el olvido. La victoria en Tarragona ante el Nástic, los fallos contumaces de sus adversarios y la llegada el domingo del líder, la Real Sociedad, vuelven a dar al fútbol esa ilusión de la que se sustentan los aficionados. El Betis vuelve a tener sus opciones de ascenso y dependerá sólo de él lograr el objetivo final. Los nervios ponen a los equipos en situaciones muy complicadas en las jornadas finales. Los béticos tienen en su estadio los partidos fundamentales y en ellos estará la solución final del ascenso. La primera final, el próximo domingo a las nueve de la noche ante la Real Sociedad. Ahora sí que no se puede fallar lo más mínimo.

  • 1