Deportes

Gracias al orgullo, al orden, a la fe y a un ramalazo de Hiroshi

El Sevilla Atlético araña un punto ‘in extremis' merced a un tanto del japonés ante un rocoso Lucena (1-1).

el 25 sep 2011 / 21:09 h.

Hiroshi, autor del gol sevillista.

Ante un líder imprevisible y sin el crédito del habituado a ganar, el Sevilla Atlético arañó un punto in extremis gracias al atajo que dibujó en los últimos minutos y a un ramalazo de calidad de Hiroshi, que evitó otra derrota en el minuto clave y cuando más y mejor se defendían los visitantes. Salieron fríos los de Ramón Tejada, imprecisos en el centro del campo y sin apenas mordiente arriba.

Con todo, la primera ocasión corrió a cuenta del filial, que pudo adelantarse mediante un chut de Jozabed que salió alto por poco. El Lucena, crecido por su sensacional inicio de Liga, fue haciéndose con el control con el paso de los minutos, pero sin excesivo peligro arriba. Antes de llegar al 20' se sucedieron dos acciones de peligro real. Primero perdonaron los aracelitanos. Lanza no encañonó en boca de gol tras un servicio de Hugo Díaz en una contra de manual y, acto seguido, Luis Alberto no encontró el hueco deseado en un libre indirecto dentro del área con toda la defensa provenzal en la línea de gol.

Los locales, atenazados por la necesidad de sumar, no terminaban de tomarle el pulso al choque. Pero Hiroshi, antes de alcanzar el tiempo de descanso, empezó a reclamar la atención. El japonés las cazó todas por alto y sus centímetros pusieron en serios aprietos a los defensas visitantes en cada balón aéreo que circulaba cerca de sus inmediaciones. El filial ha perdido fluidez e inteligencia en el juego, pero ha ganado criterio a la hora de saber cuándo hay que replegarse y esperar. Y eso hicieron los de Tejada hasta la segunda parte.

INTENSIDAD. Tras el descanso, el entrenador sevillista dio entrada a Alberto Moreno, tratando de encontrar algo diferente en ataque. Y pudieron adelantarse los de la Carretera de Utrera en el 52', momento en el que Hiroshi golpeó el balón casi sin querer y cerca estuvo de batir a Vargas. Pero el Lucena no se amilanó y echó carbón a las calderas. Después de que Rubén Cuesta y Fede probaran fortuna, Quini anotó el 0-1 en el 68' a la salida de un córner. Y ahí se volvió loco el encuentro. Los locales, afectados por el golpe, se fueron arriba con todo y buscaron de forma incesante el 1-1.

Tejada cambió su dibujo y optó por un 4-4-2 para derribar la firme defensa visitante. El Lucena se metió atrás de manera descarada y le dio el balón al B, que se hizo con un punto in extremis. En el 84', un servicio de Alberto Moreno lo peinó Atienza, dejando solo para cabecear a Deivid. Vargas no pudo atrapar e Hiroshi, a placer, estableció el definitivo 1-1.

FICHA TÉCNICA. 

Sevilla Atlético: Julián; Alejandro, Atienza, Deivid, Samu; Jozabed (Melo, m. 68), Salva Rivas, Hugo (Alberto Moreno, m. 46), Jairo Caballero (Tano, m. 77); Luis Alberto e Hiroshi.

Lucena CF: Vargas; Fran González, Mario, Obregón, Sergio Castillo; Sarmiento, Rubén Cuesta (Toni Seoane, m. 82), Jesús Lanza, Quini (Matías Saad, m. 87); Fede y Hugo Díaz (Javi Lara, m. 72).

Goles: 0-1, m. 68: Quini. 1-1, m. 84: Hiroshi.

Árbitro: Pinto Herrera, de Tenerife. Amarilla a los locales Atienza y Salva Rivas; y a los visitantes Jesús Lanza, Obregón, Rubén Cuesta, Quini y Matías Saad. Expulsó además a dos miembros del banquillo celeste.

Incidencias: 500 espectadores en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios. 

  • 1