Local

Greenpeace 'asalta' Garoña para reclamar su cierre

Miembros de Greenpeace colocaron desde las seis de la mañana de ayer en la entrada principal de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) un contenedor, en cuyo interior se apostaron diez ecologistas, mientras que otro grupo de unas 40 personas se encadenó a la puerta de las instalaciones para pedir su cierre. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 18:39 h.

TAGS:

Miembros de Greenpeace colocaron desde las seis de la mañana de ayer en la entrada principal de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) un contenedor, en cuyo interior se apostaron diez ecologistas, mientras que otro grupo de unas 40 personas se encadenó a la puerta de las instalaciones para pedir su cierre.

Según Greenpeace, la acción se enmarca en la campaña Yo soy antinuclear, con la que exigen al Gobierno "el cumplimiento de su compromiso electoral del cierre de las centrales nucleares y la clausura inmediata de esa central", en la que, según la ONG, hay problemas de corrosión.

Los activistas fueron desalojados y detenidos por la tarde por la Guardia Civil, ya que la concentración no estaba autorizada, tal y como informó la subdelegada del Gobierno en Burgos, Berta Tricio.

La empresa Nuclenor, titular de la central, señaló que la seguridad en la instalación "está garantizada". Además, Nuclenor subrayó que parte de su actividad está "orientada hacia el logro de la renovación de la actual autorización de explotación en julio de 2009.

Por su parte, el subdirector general de Instalaciones Nucleares del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Javier Zarzuela, aseguró que la central de Garoña será la primera planta que se someta a un exhaustivo proceso de evaluación para prorrogar su vida útil o decidir su cierre.

Igualmente, Zarzuela aseguró que los problemas de corrosión a los que aludió Greenpeace son conocidos "desde hace muchos años". "El Consejo viene informando puntualmente al Parlamento y a la opinión pública", dijo.

  • 1