Local

Greenpeace asegura que "se han acabado las excusas" para no demoler El Algarrobico tras la sentencia del TS

el 04 oct 2011 / 15:44 h.

TAGS:

La organización ecologista Greenpeace ha celebrado que "se han  acabado las excusas" para no demoler el hotel El Algarrobico tras la  sentencia del Tribunal Supremo que hace valer en el Parque Natural de  Cabo de Gata el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de  1994, en el que el sector donde se encuentra el hotel de Azata del  Sol sería un terreno natural no urbanizable.

Por ello, celebra haber ganado el pleito contra la Junta de  Andalucía en la sentencia dictada por la Sala de la Sección Quinta  que reafirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de  Andalucía (TSJA) que daba al paraje de El Algarrobico un alto grado  de protección ambiental y lo consideraba no urbanizable.  

Para la ONG esta sentencia es "el paso definitivo hacia la  demolición" de la instalación hotelera porque la justicia ha dado la  razón a las demandas ecologistas. Por ello, insiste en que "ahora" el  Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) así como  la Junta de Andalucía deberán proceder a su "demolición inmediata".

De este modo, la organización estima que el Tribunal Supremo  obliga a la Junta de Andalucía a "desistir" de sus intenciones de  legalizar el hotel, después de que con el PORN de 2008, la Junta  trató de calificar el paraje de El Algarrobico como "área degradada"  donde son compatibles las nuevas edificaciones y la rehabilitación de  las existentes. Según la sentencia del Supremo, esto implicaría que  la Junta pretendía terminar las obras del hotel ilegal.  

"Hoy celebramos una nueva sentencia sobre un hotel ilegal. Ahora  sólo queda que tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la Junta de  Andalucía ejecuten su compromiso y acaben con esta ilegalidad. El  único destino para el hotel del Algarrobico es su demolición  inmediata. Después de esta sentencia, se han acabado las excusas", ha  declarado la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar  Marcos.

  • 1