Local

Griñán acepta reformar las Diputaciones pero no eliminarlas

Arenas va a su aire en el tema de las televisiones y el PP-A rechaza suprimir Canal Sur si gobierna

el 09 nov 2011 / 22:24 h.

TAGS:

El secretario general del PSOE-A en una frutería en Alcalá de Guadaíra.

Las propuestas incluidas en los programas electorales de PSOE y PP calentaron ayer en Andalucía debates que no son nuevos y que además dejaron al descubierto que en asuntos polémicos como el futuro de las Diputaciones o el modelo de televisión autonómica los líderes políticos andaluces mantienen su propio discurso con diferencias frente a sus jefes nacionales.

El secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, dijo ayer sí a reformar las Diputaciones pero en ningún caso se mostró partidario de suprimirlas como defendió Alfredo Pérez Rubalcaba en el debate televisivo del lunes.

Por su parte el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, dejó claro que no piensa eliminar Canal Sur si gobierna, como propone su partido a nivel nacional, que defiende un canal único de televisiones autonómicas para ahorrar.

La campaña prosiguió ayer en Andalucía con un alto en las agendas de los líderes y diputados por la tarde para celebrar en el Parlamento el debate de presupuestos. Por la mañana Griñán visitó la zona norte de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), un popular barrio en un municipio que sigue fiel tras las municipales a su alcalde socialista.

Griñán habló con los vecinos y comerciantes a quienes aseguró que el objetivo prioritario del PSOE será "la creación de empleo". En declaraciones a los periodistas el presidente de la Junta quiso responder al PP sobre la pretensión de crear una televisión autonómica única. Griñan aseguró que la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), está protegida por el Estatuto de Autonomía, concretamente por el artículo 210 y seguirá "existiendo" tras las elecciones del 20-N.

"No sé si lo que quiere el PP es concentrar su mensaje único y hacer una televisión única, pensamiento único y que, al fin y al cabo, se rompa el pluralismo informativo", advirtió Griñán. Defendió que la RTVA es "mucho más barata" que las televisiones públicas gestionadas por el PP y que no quepa "la menor duda de que va a seguir existiendo después de las elecciones".

En el Presupuesto de 2012 Canal Sur cuesta a la Junta 123 millones de euros, un 4% del total destinado a sus empresas públicas. El programa con el que Mariano Rajoy aspira a La Moncloa propone la privatización de las 13 televisiones autonómicas (que suman más de 800 millones de euros de gasto público) y propone un canal único con desconexiones territoriales. Este mapa de fusiones no gusta sin embargo al PP andaluz, como ayer dejó claro su secretario general, Antonio Sanz, quien curiosamente en este asunto coincidió con Griñán al asegurar que la televisión autonómica andaluza es "intocable" porque está "protegida" por el Estatuto. De paso, el número dos de los populares andaluces acusó a Griñán de tener "la mentira como profesión" por decir que el PP quiere "implantar el mensaje único". "Es un compromiso estatutario que llevaremos hasta sus últimas consecuencias y la RTVA no está sometida ni depende de vaivenes políticos", agregó.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, matizó tras conocer la reacción de algunas de sus comunidades y aseguró que si ganan las elecciones crearán "el marco legal" para que las autonomías que lo deseen puedan privatizar las televisiones autonómicas o cambiar el marco de gestión, pero aseguró que es una decisión que "no se puede imponer".

El otro asunto del día fueron las Diputaciones, aunque en esta ocasión fue el PP el que tomó la delantera al anunciar mociones en las ocho diputaciones provinciales en defensa de estas instituciones. También este debate en Andalucía tiene muchos matices. Ahora que gobiernan cinco de las ocho diputaciones andaluzas, tras las municipales de mayo, son los populares los que defienden a capa y espada estos organismos.

El partido que machaca con los mensajes de necesidad de ahorro en la administración modula su apuesta en este asunto y asegura que "el problema no está en las diputaciones sino en los malos gobiernos".

Por su parte Griñán rebajó la propuesta de Alfredo Pérez Rubalcaba que en su cara a cara con Rajoy apostó firmemente por suprimir estas instituciones que dijo son "preconstitucionales" y apostó por dejar sus funciones en manos de las delegaciones de los gobiernos autonómicos en cada provincia. "Ahorraríamos casi mil cargos políticos", defendió. Griñán ayer defendió la "transformación" y "reforma" de las diputaciones. "Eso es lo que dice el programa electoral y eso es lo que haremos", sentenció pero eludió hablar sobre su desaparición.

  • 1