Local

Griñán acusa a PP de "aliarse" con la crisis para "luchar" contra su Gobierno

Arenas calificó al presidente de la Junta de gobernante "OVNI",  divorciado de la realidad andaluza.

el 29 abr 2010 / 12:28 h.

TAGS:

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, responde a las preguntas de los distintos grupos politicos durante la sesión de control celebrada hoy en el pleno del parlamento andaluz.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, acusó hoy al presidente del PP-A, Javier Arenas, durante el debate que mantuvieron ante el Pleno del Parlamento, de “aliarse” con la crisis económica para luchar contra el Gobierno autonómico, advirtiéndole de que la crisis acabará y, con ella, su discurso y política de “bajos vuelos”. Por su parte, Arenas calificó a Griñán de gobernante “OVNI”, divorciado de la realidad andaluza y dedicado sólo a “campañas de imagen”.

En la sesión de control al Ejecutivo, Arenas, que preguntó a Griñán sobre políticas para salir de la crisis, le expresó su preocupación por que mañana la cifra de parados en Andalucía llegará a 1.090.000, lo que nos debería llevar “a todos a coincidir en que la situación es gravísima” y no a “engañar, mentir o negar la realidad”, algo que, a su juicio, está haciendo el presidente de la Junta.

Para Arenas, parece que José Antonio Griñán es el único que observa “brotes verdes” en la comunidad cuando dice que está cambiando la tendencia, ya que los sindicatos, los empresarios, los autónomos o las familias no opinan lo mismo. Agregó que el balance del año del Ejecutivo de Griñán es hacer “campañas de imagen para decir que no es José Antonio, sino Pepe”; la celebración de un congreso extraordinario del PSOE-A para ser elegido secretario general, o ubicar al frente de la Consejería de Presidencia a su “posible sustituta”, en referencia a Mar Moreno.

El dirigente del PP-A reprochó a Griñán además que no haya cumplido ninguna de sus promesas, en relación con la reforma de la administración, ya que se ha dedicado a “recolocar” cargos o en materia de austeridad, augurando que cuando se conozca el coste final de las obras del Palacio de San Telmo, surgirá el mayor “escándalo nacional en una época de crisis”. “*Cuál es realmente su proyecto de futuro?”, preguntó Arenas al presidente, al que reprochó que durante su año al frente del Ejecutivo no haya encontrado un hueco para ir a Bruselas y defender los intereses de Andalucía, algo sobre lo que le ofreció un pacto.

“Mire don Francisco Javier”, fue el inicio de la intervención de Griñán después de que Arenas criticara que prefiera que le llamen Pepe. El presidente reconoció el “problema dramático” de paro que existe en la comunidad, apuntando que él es el primer preocupado y que por ello su Gobierno está adoptando medidas, si bien advirtió a Arenas de que no puede pretender que su realidad sea la única.

Según el presidente, no es un “OVNI” el que mira los datos de la realidad, los analiza y reconoce que hay una inflexión. Dijo que en los últimos meses se ha creado empleo en la comunidad, “poco, 7.000 puestos de trabajo”, mientras que en el resto de España se destruyeron 500.000 empleos.

Para el presidente, el hecho de que los concursos de acreedores de empresas se hayan reducido en un 11 por ciento en Andalucía, frente al aumento del 13 por ciento en España, en el primer trimestre de este año; que en la comunidad haya aumentado el número de sociedad mercantiles, y que el consumo de bienes duraderos haya crecido, debería “animarnos a todos a pensar que estamos en un momento clave para afrontar la recuperación económica”, apuntando que, sin duda, las políticas de su Gobierno han tenido “algo que ver”.

“Ha mejorado la situación económica, sigue habiendo un problema enorme de paro, y hay que trabajar para que fructifique este crecimiento”, expresó el presidente.

“Usted no tiene un proyecto de futuro, sino un proyecto de trámite para uno año o dos años”, dijo Arenas a Griñán, al que advirtió de que con la crisis sólo se acaba si se toman decisiones contundentes y se produce un cambio profundo y no negándola. La reprochó además que a más paro, menos inversión pública y que no estén puestos en marcha los planes de empleo. “Los problemas son tan profundos que no se arreglan con campañas, fotos ni tiritas, sino que hacen faltan cambios profundos ante problemas profundos”, según trasladó el dirigente del PP-A al presidente.

En el turno de cierre, Griñán recalcó que se están produciendo “síntomas” de recuperación y expresó al mismo tiempo su preocupación por la pérdida de confianza por parte de la sociedad, no sólo en los gobiernos, algo habitual en épocas de crisis, sino también en la oposición y en la política. De igual manera, lamentó que para algunos valga el “cuanto peor, mejor” y considerar que la economía debe ir mal “para uno tener expectativas de gobierno”.

Griñán aprovechó también su intervención para aconsejar a Arenas que ofrezca a los andaluces no sólo un mapa de la ‘deuda histórica’, como el que ha sido elaborado por el PP-A, sino también un mapa de los ocho años del Gobierno del PP en Andalucía, que no será más que un “folio en blanco” que el propio presidente mostró ante el Pleno.

Para el jefe del Ejecutivo, los populares no hicieron nada por Andalucía cuando tuvieron la oportunidad y ahora, en la crisis, “ni están ni se les espera”. Lamentó que el PP-A, en vez de luchar contra la crisis se haya “aliado con ella para luchar contra el Gobierno”.

  • 1