La sucesión se come la política

Griñán anuncia una ley para blindar la sanidad pública ante la privatización. Se compromete a reponer las becas a alumnos de renta baja que elimine Wert.

el 26 jun 2013 / 15:13 h.

José Antonio Griñán en el Parlamento. / J. M. Paisano (Atese) José Antonio Griñán en el Parlamento. / J. M. Paisano (Atese) El discurso del presidente andaluz en el Debate del Estado de la Comunidad duró una hora y 25 minutos. Contenía tres grandes objetivos de Gobierno y un puñado abultado de leyes y medidas concretas, pero todas las promesas y propósitos que desgranó José Antonio Griñán venían difuminados, a priori, por el anuncio de que no se presentará a las autonómicas en 2016 y por el posterior ruido de grillos en torno a quién será su sucesor y cuándo tomará el mando. Fue un debate sin debate de fondo, porque ninguna de las medidas anunciada ayer desvió el foco de atención del adiós del presidente. Las líneas maestras del discurso de Griñán se sintetizan en los siguientes puntos: TRES OBJETIVOS Igualdad, crecimiento y confianza en la política Griñán articuló todo su discurso en torno a tres grandes objetivos de Gobierno: luchar contra las desigualdades y la exclusión y garantizar el modelo social público (educación, sanidad y servicios sociales); promover desde el sector público estímulos para el crecimiento económico sostenible y recuperar la confianza en las instituciones y la política democrática, con la “corrupción cero”.   SANIDAD PÚBLICA Una ley sanitaria anti privatización La Ley de Garantía para la Sostenibilidad del Servicio Público de Salud tendrá como objetivo “preservar su acceso universal, asegurar la totalidad de prestaciones a todos los ciudadanos y evitar barreras de acceso”. La norma aún está verde, pero el objetivo es desplegar un “blindaje legislativo” para protegerse de las “ansias de privatización de la sanidad pública” que se ha desarrollado en comunidades como Madrid, apuntan fuentes de Sanidad. “Sería bueno debatir sobre el modelo, el carácter público, el sistema integrado o la privatización de servicios”, dijo Griñán porque desde Andalucía defendemos un sistema “de carácter universal” frente a otros que optan por “excluir inmigrantes, prestaciones o plantear copagos”. “Lo hacemos con una austeridad que significa no recortar derechos porque elegimos siempre quién tiene que asumir el coste”, insistió el presidente, que volvió a poner como ejemplo la subasta de medicamentos, “con la que se pueden ahorrar 200 millones” si no la vuelve a recurrir el Gobierno. Griñán se comprometió a “preservar y potenciar” la red de servicios sociales comunitarios con el apoyo de los profesionales del sector y “de manera homogénea para toda Andalucía”. También anunció la Ley reguladora de la historia electrónica de salud y acceso a la información sanitaria, que agilizará los trámites, y la Alianza para protección de los menores de Andalucía.   EDUCACIÓN PÚBLICA Becas para compensar a quienes más pierden Si el Ministerio de Educación mantiene el endurecimiento de los criterios académicos para acceder a una beca, la Junta compensará a quienes hayan perdido la ayuda estatal con una beca de 1.500 euros anuales. “Las ocurrencias de este ministro son un sinsentido. Es una de las mayores injusticias cometidas en el sistema educativo”, valoró Griñán. Los alumnos de Bachillerato y FP con rentas bajas que se queden sin ayudas al estudio por haber aprobado con un 5 (el Gobierno exige ahora un 5,5) serán los beneficiarios. En el presente curso fueron 7.278 estudiantes los que se quedaron sin beca, lo cual le supondría a la Junta un sobregasto de más de 110 millones de euros al año. “No todos los hogares son iguales y a veces sacar una nota de 6 tiene mucho más mérito que un 8”, dijo. El presidente defendió el mantenimiento de la ratio escolar, la gratuidad de libros de texto, el transporte gratuito y un incremento del 14% del presupuesto para los servicios de comedor escolar.   EMPLEO E INNOVACIÓN Plan de choque y otro modelo productivo En 2014 la Junta renovará el plan de choque por el empleo con otros 200 millones de euros. Griñán recordó que el paro es el principal problema y el más difícil de resolver, y se quejó de que “la política económica del país esté subordinada al control del déficit público”. El presidente anunció la futura Ley de Emprendedores, cuyo objeto es favorecer la implantación de empresas innovadoras y con capacidad de crecimiento en sectores de alto valor. Griñán fue especialmente duro con la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy y explicó que a consecuencia de estas políticas, por primera vez desde 1980, en el cuarto trimestre de 2012, el peso de las rentas del trabajo ha sido inferior al de las rentas de capital. “La reforma laboral ha conseguido dos cosas y ninguna me gusta: menos empleo y más desigualdad”, dijo.   ADMINISTRACIÓN Transparencia, buen gobierno y participación “La ley más importante que se aprobará esta legislatura es la de Transparencia”, dijo Griñán, que puso de ejemplo esta norma para cambiar la relación entre ciudadanos, administraciones e instituciones. “El acceso a papeles de la Administración es excesivamente restrictivo. No hay razón para mantener esta inercia. La opacidad produce monstruos que generan suspicacia y desatan la imaginación hasta lo estrambótico”, dijo el presidente a modo de “autocrítica”. Junto a esta norma, también se aprobará la Ley de Buen Gobierno –“se regulará la idoneidad de los candidatos a ocupar cargos institucionales y habrá un código ético”– y la Ley de Participación Ciudadana.   VIVIENDA Y MEDIOAMBIENTE Contra los desahucios y el cambio climático Griñán hizo una encendida defensa del decreto antidesahucios, pese a las críticas de Bruselas y el Gobierno. También enumeró algunas medidas en materia de vivienda, como el reglamento de planeamiento urbanístico, la ley en defensa de consumidores hipotecarios o el Plan Andaluz de la Vivienda, y avanzó que se aprobará la Ley del Cambio Climático.   FINANCIACIÓN AUTONÓMICA Distribución de fondos y frentes judiciales El presidente aprovechó para denunciar que el modelo de financiación autonómica actual “se está aplicando con deslealtad” y dijo que si se hiciera bien, el Gobierno tendría que entregar a Andalucía mil millones más. “Presentamos nueve recursos contra el Ejecutivo de Zapatero porque defendemos Andalucía y no al Gobierno de España, sea del signo que sea. Espero que se sumarán a nosotros cuando presentemos los recursos que vamos a plantear próximamente”, dijo dirigiéndose a la bancada popular.

  • 1