Local

Griñán aplaza una semana la solución a la crisis del PSOE-A

La mayoría de dirigentes se inclina por 'fichar' a un veterano como número dos del partido tras la dimisión de Rafael Velasco.

el 28 oct 2010 / 20:13 h.

TAGS:

Griñán con Mar Moreno, ayer en los pasillos del Parlamento.
El secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, se lo sigue pensando y está al habla con mucha gente. A pesar de que es unánime en su partido que urge cerrar cuanto antes la crisis interna generada por la marcha del vicesecretario general, Rafael Velasco, Griñán ha decidido no decir qué va a hacer hasta el próximo viernes. Será en la víspera de un comité director -el máximo órgano entre congresos- que se ha adelantado y convocado para el 5 ó 6 de noviembre, aunque su fecha ordinaria era el 20.

 

Griñán sigue recogiendo muchas opiniones. A pesar de que el miércoles aseguró que su opción era cerrar este agujero cuanto antes y que hoy mismo trasladaría a la ejecutiva regional su propuesta, finalmente ha optado por retrasar su decisión. Rafael Velasco renunció el martes a su acta de diputado y el PSOE formalizó un día después su dimisión como vicesecretario general.

No se sabe si midió bien o no las consecuencias políticas de su marcha, pero la crisis que se ha abierto en el partido es importante.
Detrás está la polémica porque la empresa de su mujer, dedicada a impartir cursos de formación, ha recibido en los últimos cuatro años unos 730.000 euros en ayudas públicas. El PSOE y el Gobierno niegan cualquier irregularidad. Velasco ha explicado que dimite por sentirse víctima de una "cacería política" que ha dañado profundamente su vida personal y a su pareja, con un embarazo de riesgo.

Griñán tiene ahora que resolver cómo vuelve a encajar las piezas del puzzle de su ejecutiva. Una misión hartamente complicada. El mensaje ayer de todos los dirigentes era de respaldo total al secretario general y a lo que decida. Los socialistas son conscientes de que es un momento muy difícil. Pero bastaba rascar un poco para entrever que cada dirección provincial o sector del partido tiene sus opciones y un interés claro por arrimar el ascua a su sardina y poner sus nombres. Hay muchos circulando.

El pasado marzo, no hace ni ocho meses, Griñán compuso una dirección a su medida en el congreso regional extraordinario que lo designó secretario general para acabar con la que llegó a ser una problemática bicefalia con Manuel Chaves. Su ejecutiva obtuvo un respaldo histórico del 99,8%. Reeditar ese apoyo en el comité director es complicado, admitían desde el partido. Pero Griñán aspira a que su decisión sea ampliamente respaldada. Ayer estuvo conversando con Ferraz, con el secretario de Organización, Marcelino Iglesias. Y también con Chaves, dicen fuentes cercanas al presidente.

La dirección que compuso Griñán para visualizar la renovación en el PSOE-A no ha cumplido el año y aunque el respaldo del partido fue elevado, sí que hubo muchas voces -que ahora vuelven a tomar fuerza- que dudaron de que su decisión de optar por gente tan joven como Rafael Velasco, Susana Díaz o Mario Jiménez diera resultado.

La marcha de Velasco ha venido para muchos a confirmar esta teoría de que eran dirigentes poco curtidos. De ahí que muchos esperen que Griñán rectifique su apuesta y opte por fichar un vicesecretario general para el PSOE-A entre la cantera de veteranos. Sería emular la apuesta última de Zapatero y confiar en la experiencia para tratar de enderezar el rumbo electoral en el año y medio que queda hasta las elecciones autonómicas.

Otros dirigentes socialistas no ven claro un movimiento en este sentido y se inclinan porque Griñán siga adelante con la apuesta que hizo en su último congreso y mueva internamente las piezas de su actual dirección. Si finalmente decide suprimir la vicesecretaría general, la número dos sería de forma automática Susana Díaz. Una opción por la que está pujando firmemente el PSOE de Sevilla pero que no cuenta con el respaldo de otras provincias y que podría despertar recelos internos. Otro nombre con menos aristas es el de la presidenta del partido, Rosa Torres. Su apuesta además, señalan algunos, debe cuidar que no anticipe el debate sobre su candidatura en 2012.

Griñán se reunió ayer con la mayoría de los secretarios generales del PSOE (faltaron Cádiz y Almería) y escuchó sus impresiones y propuestas.

  • 1