Local

Griñán busca amarrar con Fomento los planes amenazados por la crisis

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el ministro de Fomento, José Blanco, se sentarán el miércoles en Sevilla para cerrar inversiones destinadas a grandes infraestructuras que hoy, en plena crisis, están en el aire. Será la primera cita oficial con el Estado.

el 16 sep 2009 / 03:40 h.

TAGS:

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el ministro de Fomento, José Blanco, se sentarán el miércoles en Sevilla para cerrar inversiones destinadas a grandes infraestructuras que hoy, en plena crisis, están en el aire. Será la primera cita oficial con el Estado.

El consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, y la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, se reunieron ayer en Madrid con el ministro de Fomento para preparar el encuentro con el presidente del Gobierno andaluz. Según confirmaron fuentes del Ministerio y de la Junta fue una cita "de trabajo" que no se convocó en la agenda. Fuentes de la Presidencia de la Junta confirmaron que la de mañana miércoles será la primera reunión oficial entre el Ejecutivo andaluz y el estatal. Griñán ha coincidido con varios ministros en la campaña de las europeas, también el presidente Zapatero estuvo en un mitin en Dos Hermanas. Fuera de estos actos de partido no han existido citas en la agenda.

El ministro de Fomento, que ya ha visitado las provincias de Granada y Málaga, prosigue así la ronda de entrevistas que inició con la presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Esperanza Aguirre, nada más acceder al cargo. Blanco también se reunió poco después con el presidente de la Generalitat de Cataluña, el socialista José Montilla. Ambos líderes autonómicos lograron grandes frutos de esos encuentros. Contra todo pronóstico la presidenta madrileña arrancó compromisos de envergadura al Ejecutivo de la Nación tras años de tensas relaciones con la ex ministra de Fomento, la andaluza Magdalena Álvarez. Se desbloquearon grandes proyectos pendientes como la M-50 o la extensión de la red ferroviaria de Cercanías. También el dirigente catalán arañó un compromiso político de gran relevancia. Cataluña, conforme a lo que dice su Estatut, podrá gestionar los Cercanías de Renfe a partir del 1 de enero de 2010. Y la Generalitat logró fecha de arranque para la nueva terminal del Prat.

El Gobierno andaluz tiene sobre la mesa el Plan de infraestructuras de Andalucía (Pista), que planifica las grandes obras hasta 2013 y que prevé una inversión de 30.000 millones de euros (22.000 del Estado y 8.000 de la Junta). Amarrar esas inversiones en plena crisis será la prioridad de Griñán.

Hasta ahora el Ejecutivo andaluz no ha puesto el acento en hacerse con las competencias sobre los trenes de Cercanías, a pesar de que el Estatuto de esta comunidad recoge ese asunto en los mismos términos que el catalán. Fue una de las reivindicaciones que más peleó IU en el texto estatutario. La Junta no ha despejado si la nueva consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar -actualmente independiente pero fichada justo desde las filas de IU- tiene instrucciones de empujar por esa tutela. El Ejecutivo andaluz exigía un importante paquete inversor antes de hacerse con esas competencias, que la socialista Concha Gutiérrez -hoy secretaria de Estado de Transportes- llegó a situar, hace dos años, en 2010.

El gran objetivo de la Junta es que el ferrocarril sea el gran transporte andaluz en 2013, con todas las capitales conectadas con AVE. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, declaró en su investidura como prioridades de su Ejecutivo el impulso al Corredor Ferroviario de la Costa del Sol -financiado entre Junta y Estado-, la ampliación del metro de Sevilla y la puesta en funcionamiento del de Málaga.

  • 1