Local

Griñán busca recuperar la paz social antes de las municipales

El presidente convoca este mes a sindicatos y patronal para recobrar el consenso

el 04 ene 2011 / 20:16 h.

TAGS:

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, dio ayer su primera rueda de prensa del año.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, convocó ayer a los medios para anunciar la hoja de ruta que seguirá su Gobierno a lo largo del recién estrenado 2011. Pero el escenario en el que se mueve el Ejecutivo andaluz es angosto, y el mensaje con el que el presidente abrió el nuevo año apenas difiere del que usó en junio, en el debate del Estado de la Comunidad.


Para los próximos 12 meses, Griñán se marcó ayer tres objetivos complejos que pretende cumplir con el margen presupuestario más estrecho que ha tenido nunca y con el margen político más delicado que reflejan todas las encuestas en contra. Los objetivos: crear puestos de trabajo a final de año o, al menos, evitar que siga destruyéndose empleo; mantener las políticas sociales a salvo de los recortes del gasto público y defender los intereses de Andalucía en el seno de la Unión Europea, cuando están a punto de extinguirse los fondos estructurales y de redefinirse la Política Agraria Común (PAC). Los medios: los mismos que ya están en marcha, pero buscando la complicidad de los agentes sociales y, a ser posible, de la oposición.


El presidente anunció dos movimientos estratégicos para este mismo mes: primero convocará a los sindicatos y la patronal para "analizar" juntos las reformas fiscales que ya ha planteado la Junta y consensuar las políticas activas de empleo en el marco del VII Acuerdo de Concertación Social. Después convocará a los líderes de la oposición (PP e IU) para fijar un frente común en la defensa de los intereses andaluces en la UE, sobre todo en materia agrícola.


Todo eso en un año electoral que Griñán afronta por primera vez como presidente de la Junta y secretario general del PSOE andaluz. El líder del Ejecutivo andaluz no mencionó ayer las elecciones hasta que se lo preguntaron. Ahora el mayor esfuerzo lo pondrá en recuperar "la confianza" de los sindicatos antes de las municipales de mayo. Griñán no quiere arriesgarse a que se reabra un conflicto sindical de la magnitud que cobró la reforma del sector público hace un mes.


Pero los líderes de CCOO y UGT en Andalucía, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, llevaban meses quejándose de que el presidente "ninguneaba el pacto social". Ambos criticaron que la Junta aprobara las políticas de contención del gasto "de espaldas al Acuerdo de Concertación Social". A pesar de todo, Griñán apela a este pacto para diferenciar el diálogo social andaluz del resto de España, donde las organizaciones sindicales barruntan otra huelga general en contra del retraso de la edad de jubilación hasta los 67 años. "Espero que no haya otra huelga, porque no sería bueno ni para el país ni para los sindicatos", dijo.


fondos europeos. El presidente viajará a Bruselas el próximo 26 y 27 de enero para entrevistarse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Su intención es trasladarle un mensaje unívoco, pactado previamente con Javier Arenas y Diego Valderas. Los dos líderes de la oposición aplaudieron ayer la iniciativa y se mostraron abiertos al consenso.


Las perspectivas financieras de la UE para el sexenio 2014-2020 empiezan a perfilarse este año. El Gobierno de Griñán estará expectante, porque de ese nuevo presupuesto dependen muchas de las ayudas que ahora recibe la comunidad: los fondos estructurales que hasta ahora han beneficiado a la región desaparecen, porque Andalucía deja de ser región de convergencia a ser región de competitividad (tras superar el 75% de renta media comunitaria). "Serán necesarias algunas medidas transitorias para acomodarnos a la pérdida de los fondos europeos", dijo Griñán, lanzando un guiño a la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar. Los objetivos de la Junta respecto a la PAC pasan por "un presupuesto suficiente para mantener las rentas de los agricultores y la competitividad; preservar el principio de subsidiariedad de forma que las regiones tengan el protagonismo en esta política y favorecer el apoyo a la producción".

  • 1