Local

Griñán busca una voz

El PSOE-A reforzará la presidencia para acercarse a la sociedad.

el 26 feb 2010 / 20:54 h.

TAGS:

José Antonio Griñán busca una voz. Quiere que sea "suave, dialogante, comprensiva y comprensible" y que le ayude a transmitir mejor la imagen del PSOE-A como institución, su ideología, sus apuestas. El presidente de la Junta quiere que esa voz la ostente quien ocupe la presidencia del partido en Andalucía a partir del 13 de marzo, cuando finalice el congreso extraordinario por el que se convertirá en secretario general regional, en sustitución de Manuel Chaves.

Según desveló ayer en una entrevista a la Cadena SER, la raíz de su apuesta está en que la crisis financiera también ha tocado al sistema político y se necesita otro modelo para transmitir un proyecto. Tiene que haber, dijo, otras voces más allá de las del "aparato". Si Griñán mismo se tiene que dedicar a la vertiente institucional -como presidente de la Junta que es- y el secretario de Organización -cargo que ocupa Rafael Velasco, hombre fuerte del presidente- es quien transmite los mensajes más viscerales, hace falta una voz intermedia "que tenga la imagen" de la formación ante la sociedad. Lo que no quiere Griñán es que los ciudadanos perciban que en los partidos sólo hay gente "que dice una cosa y el contrario que dice otra", esto es, que esa nueva voz no sería tanto para responder a cada andanada de la oposición como para reivindicar la propia naturaleza socialista.

Para esa tarea, confesó, "probablemente" pensará en la figura del nuevo presidente o presidenta. Según fuentes socialistas, la apuesta de Griñán pasa preferentemente por que ese puesto lo ocupe una mujer. Varios son los perfiles que se manejan, y tres los nombres más repetidos en la sede de San Vicente. El primero es el de la actual consejera de Educación, la jiennense Mar Moreno, a quien el presidente quiere elevar a una posición fuerte en el PSOE-A -ya fue vicesecretaria general de los socialistas andaluces de 2000 a 2004-; su abandono el mes pasado de la Ejecutiva federal del PSOE, donde era secretaria de Política Autonómica, se entendió ya como un paso hacia su incorporación en puestos elevados a la dirección regional.

Bibiana Aído, ministra de Igualdad, la mujer más joven que nunca ha jurado un cargo de semejante rango, es otra de las posibilidades. Muy querida en el PSOE gaditano, vinculada al llamado clan de Alcalá de los Gazules -al que pertenecen históricos como Luis Pizarro o el desaparecido Alfonso Perales-, ya ha cerrado en Madrid una de sus etapas de gestión con la aprobación de la Ley del Aborto, un trámite que facilitaría su adiós del cargo. En su entorno cercano sostienen que en sus aspiraciones no está moverse del ministerio, pero no se descarta que, si no como presidenta, recale en la ejecutiva regional.

La tercera suena con menos fuerza que sus compañeras; se trata de Consuelo Rumí, almeriense, hasta ayer secretaria de Estado de Inmigración y hoy responsable de Función Pública. Ha estado en el Gobierno las dos legislaturas y es una baza muy valorada por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el que Griñán mantiene excelentes relaciones.

En la entrevista, Griñán insistió en que el partido se dirige, no se "controla", y quien intente hacerlo "está loco". "Sólo aspiro a que el proyecto sea uno", dijo. ¿Se ve ganador en 2012? "Creo que ganaré, pero tengo que ganármelo. No es tan sencillo".

  • 1