Local

Griñán confía en prorrogar las ayudas de la UE

Barroso recibe al presidente de la Junta 48 horas antes de conocerse cómo afectará la nueva PAC a la economía andaluza

el 10 oct 2011 / 19:40 h.

TAGS:

El jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, y otros ocho presidentes autonómicos fueron convocados ayer en Bruselas por el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, para examinar las ayudas y políticas europeas. Griñán pidió a Barroso que la UE encuentre una solución "urgente" a los problemas del sector financiero porque a su juicio es la clave para resolver la crisis de deuda. "El problema en Europa sigue siendo un problema financiero", dijo Griñán en rueda de prensa tras reunirse con Barroso junto con los otros ocho líderes autonómicos. "Mientras este problema no se resuelva, no vamos a resolver los demás. Éste es el problema más urgente y así se lo he pedido al presidente de la Comisión. Hoy hemos tenido un caso en Bélgica, mañana podemos tener otro en cualquier otro sitio y creo que esa es la reforma más urgente", insistió.

El presidente de la CE pidió a los presidentes autonómicos un esfuerzo para cumplir con los objetivos de reducción del déficit y un compromiso para apoyar ante la crisis tanto al Gobierno actual como al que surja tras el 20-N.

Griñán transmitió al presidente de la Comisión su "compromiso con la consolidación fiscal para cumplir en el mayor breve plazo posible con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento". Pero recordó que en los años previos a la crisis fueron los "países más poderosos", como Alemania, Francia o Reino Unido, los que incumplieron el pacto y no se les sancionó. El presidente de la Junta se felicitó porque las propuestas de Bruselas para los presupuestos del periodo 2014-2020 y la futura Política Agrícola Común (PAC) recojan las reivindicaciones de Andalucía, sobre todo un periodo transitorio para seguir recibiendo ayudas regionales o que las subvenciones agrícolas se condicionen a objetivos ambientales. Griñán confía en que la nueva PAC, que se conocerá en 48 horas, será beneficiosa para Andalucía.

"Ha sido un almuerzo grato, institucional, en la medida en que no ha habido discrepancias por razón de partido sino que lo hemos hecho defendiendo el valor España dentro de la UE", dijo. Junto al líder andaluz, también estuvieron presentes los presidentes de Aragón, Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia, Navarra, País Vasco y Valencia.

  • 1