Local

Griñán confirma que Aguilar será candidata por Córdoba y da vía libre a Navarro

El presidente asegura tener el beneplácito del PSOE cordobés para que la exalcaldesa por IU encabece la lista al Congreso. Reconoce que si Rubalcaba la quiere, dejará marchar a su consejera de Igualdad "con todo el dolor de mi corazón".

el 08 sep 2011 / 08:47 h.

TAGS:

Rosa Aguilar, ayer con Griñán, en su primera visita a San Telmo como ministra de Medio Ambiente.
El secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, prefirió ayer cortar las especulaciones y anunciar que la ministra de Medio Ambiente, y exalcaldesa de Córdoba por IU, Rosa Aguilar, encabezará "con casi toda seguridad" la lista socialista al Congreso por esta provincia. Pese a que el anuncio se produjo sin solventar del todo las discrepancias que esta decisión provoca en el PSOE cordobés, Griñán optó por cerrar, aunque sea de golpe, un frente pero al menos evitar que se abran otros. Y es que, el mero rumor -negado por el PSOE-A- de que Aguilar fuera por Almería para evitar los problemas de Córdoba despertó suspicacias en el PSOE almeriense. Mejor una provincia descontenta que dos.

 

Cuando la idea era aún una mera posibilidad, la exministra de Cultura y actual diputada por Córdoba, Carmen Calvo, hizo público su disgusto hasta el punto de decir que "por dignidad" nunca iría en una lista -que en 2008 encabezó ella- con Rosa Aguilar. Desde el PSOE andaluz y el cordobés la reprendieron, aunque una parte del provincial la apoyó a micrófono cerrado y el resto se mostró ambigua. Ayer, la directora de campaña del candidato Rubalcaba, Elena Valenciano, volvió a hacerlo al afirmar que Calvo se equivocó "completamente" y le recordó que ella ocupó cargos públicos en Gobiernos socialistas sin tener aún carné del PSOE. La diputada no solo no rectificó ayer sino que se ratificó en su rechazo a acompañar a Aguilar por "razones que son públicas". Además cargó contra Valenciano por hablar desde la perspectiva de quienes "quieren mantener su sitio político a toda costa, incluso renunciando a su propia conciencia".

Al anunciar la candidatura de Aguilar, Griñán -que hoy coincidirá con ella en la presentación de un programa para la conservación del lince en Córdoba- afirmó haber hablado con el secretario general del PSOE de Córdoba, Juan Pablo Durán. "Si eso es así, como me ha dicho mi secretario general de Córdoba, no tengo nada que decir", zanjó.

Aguilar se suma así a las ya confirmadas candidaturas de Manuel Chaves por Cádiz y Alfonso Guerra por Sevilla. Pero no despejó la incógnita sobre la posibilidad de que la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, concurra por Málaga, porque aún no ha hablado con la dirección provincial de este tema.

Sí dejó claro que la actual consejera de Igualdad y única andaluza en el equipo de campaña de Rubalcaba, Micaela Navarro, tiene el camino libre "con el dolor" de su "corazón". "Si él [Rubalcaba] necesita la colaboración de determinadas personas y yo, como secretario regional, me pide a Micaela Navarro y, como presidente de la Junta tengo que aceptar que vaya Micaela, el dolor de mi corazón no es nada comparable con la alegría que me da que Alfredo valore como valora a Micaela, que es como la valoro yo", declaró durante su intervención en un foro en Sevilla en el que la susodicha se encontraba entre el público. Navarro siguió escuchando elogios cuando Griñán se refirió a ella como una "cabeza de cartel formidable" y la única persona que ha conocido que ha sabido llevar hasta los rincones menos esperables la igualdad de la mujer y el feminismo, con tolerancia y respeto, y sabiendo siempre que el feminismo "no es el machismo por el otro lado". Por la tarde, la consejera andaluza de Igualdad también acudió al acto de Rubalcaba con militantes socialistas pero aseguró que nadie le había hecho aún oferta alguna en firme.

Días atrás, Navarro reconoció que en caso de ser candidata al Congreso "evidentemente" iría por Jaén, su provincia de origen. Griñán también dijo ya que si finalmente se marchara a Madrid, no haría una crisis de gobierno para sustituirla sino que refundiría consejerías.


  • 1