Griñán critica que el Gobierno pida a las CCAA un "ajuste de 6.320 millones"

Al elevar del 4,5 al 6,3 por ciento la previsión de déficit para 2013

el 26 abr 2013 / 20:12 h.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha  criticado este viernes que el Gobierno de la Nación haya optado por  "quedarse exactamente igual" mientras que exige a las comunidades  autonómas un "ajuste de 6.320 millones de euros" al elevar del 4,5 al  6,3 por ciento la previsión de déficit para 2013 y ha censurado que  el Consejo de Ministros no haya aprobado "medidas contra el  desempleo" un día después de haber registrado "la tasa de paro más  alta de la historia de España".   Griñán se ha pronunciado de este modo en Algeciras (Cádiz) durante  su intervención ante el Comité Provincial del PSOE horas después de  que el Consejo de Ministros en la que, entre otras cuestiones, el  Gobierno ha acordado fijar a las comunidades autónomas un objetivo  global de déficit del 1,2 por ciento en 2013. "Estamos ante un Gobierno resignado, impasible, insensible, sin  contacto con la ciudadanía y al que le da la mismo que se sobrepase  la cifra de seis millones de parados que está provocando el mayor  desestimiento social desde que instauramos la democracia", ha  censurado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha destacado que la  "única reforma" que ha aprobado el Consejo de Ministros ha sido la de  las "previsiones económicas" para triplicar el 0,5 por ciento de  caída económica previsto en los Presupuestos Generales del Estado  (PGE) para 2013 cuando la Junta ya adelantó en sus presupuestos que  la economía caería "por encima del 1 por ciento". Griñán se ha mostrado especialmente crítico con la decisión de  "quedarse con todos los 6.320 millones que habrá que recortar" al  elevar del 4,5 al 6,3 por ciento la previsión de déficit para 2013,  dejando el ajuste a las comunidades autónomas "que tendrán que  reducir el gasto público" cuando son las encargadas de financiar la  educación, la sanidad y los servicios sociales porque "el Estado y la  Seguridad Social no van a reducir absolutamente nada". En su opinión, el Ejecutivo de Mariano Rajoy está "instalado en la  obstinación y en la resignación de seguir manteniendo como única  política dejar que el crecimiento económico llegue solo, con el  déficit como único objetivo y la resignación como única medida contra  el paro", lo que está provocando una "depresión de expectativas"  entre la ciudadanía ante lo que considera fundamental el papel del  PSOE para "recuperar la confianza política de la ciudadanía, sabiendo  que es posible otra política y que sólo desde la política podremos  salir de esta crisis".

  • 1