Local

Griñán da por zanjado el conflicto con el PSOE de Cádiz

Blanco y Zarrías coinciden en que Pizarro se ha equivocado al dimitir de consejero

el 07 abr 2011 / 19:48 h.

TAGS:

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ayer en un encuentro con mayores en Granada.

Al presidente de la Junta le persiguen las preguntas sobre la dimisión del que fuera un referente clave del Gobierno andaluz y consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, bajo su mando. Pero José Antonio Griñán da por "zanjado" el conflicto con el PSOE de Cádiz, al que pertenece Pizarro. "No tengo nada que decir. Creo que es un tema zanjado y no tengo por qué entrar en este tema ahora mismo", respondió ayer, ante la insistencia de los periodistas.

El presidente y secretario general de los socialistas andaluces considera que la agrupación del PSOE de Cádiz dio un "ejemplo de transacción, de compromiso y de buenas formas", cuando su secretario provincial, Francisco González Cabaña, aceptó posponer la ratificación de su candidatura a la presidencia de la Diputación, después de que el PSOE regional se lo pidiera. La misma circular le llegó a las ocho instituciones provinciales, aunque el mensaje iba dirigido a Cádiz. Las fricciones con esta dirección hacían temer que González Cabaña hiciera oídos sordos y continuara con el comité extraordinario previsto para hoy.

El secretario provincial de los socialistas de Cádiz ha templado los ánimos, pero su tono ayer, en una entrevista en Onda Cero, seguía siendo algo rudo. Al ser preguntado por la dimisión de Pizarro, que se produjo a raíz del cese de Gabriel Almagro como delegado de la Junta en Cádiz, Cabaña dijo: "Era la crónica de una muerte anunciada porque hace un año se me planteó esta misma cuestión, yo me negué y cuando se lo trasladé a Pizarro él trasladó a la dirección regional que si se producía este cese él dejaría de ser miembro del Gobierno". Cabaña reconoció que no le han gustado las últimas decisiones de Griñán, pero "respeta" su derecho a tomarlas, aunque sean "inoportunas". "Esta semana ha habido dos decisiones -el cese de Almagro y la circular para posponer los comités provinciales para aprobar candidaturas a presidentes de Diputación, cuando en Cádiz estaba convocado para mañana [por hoy]- que alguien puede entender como una ofensiva" contra la agrupación de Cádiz, dijo.

El PSOE en bloque ha hecho piña en torno a Griñán y ha subrayado la "normalidad" dentro de las filas andaluzas, a sabiendas de que cualquier fisura a un mes de las municipales haría tanto daño en Sevilla como en Madrid. La dirección federal socialista, sita en la calle Ferraz, reiteró ayer su "absoluto y rotundo" apoyo a Griñán y descartó de plano la posibilidad de celebrar elecciones primarias o un congreso extraordinario. De hecho, el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, recalcó ayer en Sevilla que el PSOE-A es un partido "con gran fortaleza", que "está bien dirigido" y que no se arruga "frente a las adversidades". Blanco respondió así cuando le plantearon si la marcha de un hombre fuerte del socialismo andaluz, como Luis Pizarro, no erosionaba el proyecto político de Griñán. "La fuerza de este gran partido la vamos a ver de nuevo el 22 de mayo, cuando los ciudadanos acudan a las urnas a sancionar un comportamiento indigno, como es el comportamiento de linchamiento que tiene el Partido Popular en Andalucía", dijo. También el secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, insistió en que Pizarro "ha cometido un error y no debería haberlo hecho".

En los mismos términos se expresó la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, que dijo no compartir, pero sí respetar la decisión del exconsejero. Díaz consideró "desmesurado" hablar de crisis en el PSOE andaluz, por el hecho de que la marcha de Rafael Velasco, vicesecretario general de los socialistas andaluces, precediera a la del número tres del Gobierno. "No es comparable. Velasco se fue por una cacería personal que sufrieron él y su familia y Pizarro ha renunciado por unas cuestiones personales en el ámbito institucional", dijo. Díaz insistió en que las primarias andaluzas "nunca se han planteado" y que Griñán no tiene que "revalidar su ego" todos los días, "como Javier Arenas". "En el fondo me da lástima la criatura", dijo de Arenas, que, a su juicio, es consciente de que los andaluces "no lo quieren".

  • 1