Local

Griñán defiende contra PP e IU que la crisis está tocando fin

El presidente de la Junta defendió en el Parlamento que Andalucía ha creado 7.000 empleos en los últimos seis meses. PP e IU atacaron su credibilidad.

el 29 abr 2010 / 20:58 h.

TAGS:

El presidente andaluz ayer en el pleno del Parlamento.

Es el guión socialista. El mismo que llevó José Luis Rodríguez Zapatero al Congreso un día antes mientras la deuda española perdía crédito. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, dejó claro que su discurso sobre la economía será desde ahora optimista.

Ya al hacer balance, una semana atrás, de su primer año de Gobierno manejó términos como "punto de inflexión" o "cambio de tendencia". Si entonces aseguró que Andalucía estaba "en el camino de la recuperación", ayer durante la sesión de control en el Parlamento fue más allá y se aferró a los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que saldrán hoy y que por un error informático se han conocido con anticipación, para recalcar que Andalucía, como el País Vasco, comienza a crear empleo. En el primer año de la crisis, defendió, "el más duro", Andalucía destruyó 240.000 puestos de trabajo. En el segundo, 100.000. Y en los últimos seis meses, "se han creado 7.000". Sus cuentas juegan con quienes se incorporan al mercado de trabajo: 90.000 personas en el último semestre. Crece la población activa, leyó Griñán como una bondad del mercado andaluz.

"Estamos en un momento crítico, clave para afrontar la recuperación", alentó el presidente. "Si hay un punto de inflexión hay que mimarlo, si hay brotes verdes hay que hacer que fructifiquen", dijo. Enfrente tuvo a la oposición atacando su credibilidad. El presidente del PP-A, Javier Arenas, lo acusó de vivir "en un ovni", "divorciado de la realidad". El coordinador regional de IU, Diego Valderas, lo tildó de "político insolvente", que "vende humo" e "instalado en el error".

La oposición trató de ridiculizar el optimismo de Griñán desnudando las cifras del paro: que roza el 27% en Andalucía y que, según los últimos datos oficiales, alcanza los 1.080.900 desempleados. "Nuestras tasas de paro son de países subdesarrollados", señaló Valderas. "Lo peor es engañar, mentir o negar la realidad. Con 40.000 parados más en la última EPA, ¿cómo puede decir que se ha cambiado la tendencia?", le espetó Arenas y acusó a Griñán de llevar "año y medio haciendo el discurso de la recuperación inminente". El presidente replicó que es la primera vez que habla de "síntomas de recuperación".

Ese ambiente se trasladó al que fue el cuarto debate anticrisis en un año. El Parlamento aprobó las 53 medidas anticrisis que elaboró la Junta -11 copiadas del PP y 14 de IU- y que previamente había intentado pactar sin éxito con la oposición. El PSOE llevó esas recetas a la Cámara para forzar que el debate no se saldara con los votos socialistas en solitario y para ver si la oposición era capaz de votar en contra de sus propias medidas. No lo hizo. Hubo unanimidad en seis de las iniciativas, aunque el buen clima brilló por su ausencia y los grupos llevaron por separado sus medidas (ninguna del PP salió adelante). Votaron juntos que el dinero de la dependencia llegue según las personas atendidas, la lucha contra el fraude fiscal, la deducción por autoempleo, la elaboración de una ley de autónomos o la reforma de la Formación Profesional.

Ayer se celebró una primera reunión de la Junta con empresarios y sindicatos para "agilizar" las medidas del séptimo Acuerdo de Concertación firmado hace cinco meses. La reunión llega después de la queja tanto de la patronal como de CCOO y UGT de la "parálisis", coincidiendo con el relevo en el Gobierno. La Junta se comprometió a elaborar un documento que reordenará las prioridades, atendiendo a las propuestas recibidas. CCOO, informó Europa Press, se mostró "insatisfecha" por la cita y lamentó que "apenas" hubiera avances.

  • 1