Griñán dialogará las cuentas si el PP aclara sus apuestas

El líder del PP andaluz, Javier Arenas, le detallará 30 grandes bloques con «miles de enmiendas».

el 12 nov 2009 / 20:41 h.

Diálogo sí, pero con condiciones. Es lo que contestó ayer el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, al guante lanzado por el presidente del PP-A, Javier Arenas, de abrir un "intenso" periodo de debate del presupuesto en las semanas de trámite que le quedan en el Parlamento hasta su aprobación, a final de año. Después de que el PSOE tumbara el miércoles las enmiendas a la totalidad de las cuentas presentadas por la oposición en bloque (PP e IU), Griñán se mostró ayer dispuesto a escuchar. Eso sí, siempre que desde las bancas populares lleguen "algo más que adjetivos". "No sabemos cuáles son sus propuestas serias y profundas, esas de las que siempre hablan ustedes", reprochó a Arenas para, a renglón seguido, "agradecer" la oferta de diálogo.

Hay un obstáculo de base: Griñán se confesó poco crédulo sobre las propuestas del PP, pues teme que supongan un recorte en las políticas sociales. "¿En qué dirección irán sus pasos? -repetía a Arenas- Si aplican su programa, irán a privatizar la sanidad, a quitar la gratuidad de los libros de texto, a vetar la investigación con células, a menos ayudas a la dependencia, que es lo que hacen en otras comunidades", reprochó.

Sus sospechas, dijo el presidente, provienen de los tiempos del PP en La Moncloa, cuando "los verdugos de Andalucía" no reconocían la deuda histórica, "se quedaban" con 2.500 millones de la financiación ordinaria o "robaban" 4.000 más de fondos europeos destinados a la comunidad. Avisó de que no pasará por una bajada de impuestos, el endeudamiento y las inversiones si es así como el PP quiere ahorrar . Luego, de nuevo de pasada, insistía en la mano tendida. Que le manden propuestas, pidió, que las "mirará". "Quiero saberlas, hasta ahora sólo sabemos que ustedes lo que quieren es el poder, no lo que van a hacer si ganan las elecciones. Nunca han predicado con el ejemplo", concluyó.

Arenas le tomó la palabra al vuelo y le prometió que tendrá sobre su mesa 30 propuestas con "miles de enmiendas" para ajustar "mejor" el presupuesto de 2010 -33.727,7 millones de euros-, en el escaso mes que queda hasta su aprobación. Tampoco él se fía del enemigo y por eso pidió a Griñán que no las deje "en un cajón", pues su intención es la de "cooperar". "Nosotros hemos votado a favor de 25 proposiciones no de ley del PSOE y ustedes no han dado el visto bueno a ni una propuesta del PP. En la universidad del no, usted sería doctor honoris causa", criticó al presidente.

En su réplica Arenas apuntó que en este tiempo de debate abierto será todo lo "repetitivo" que sea necesario para recordarle a la Junta la "humillación" que ha supuesto la deuda histórica, que se usará para fines no previstos y que en parte se cobrará en especie. "Usted se comprometió a que viniera en dinero contante y sonante y a que en 2009 cobráramos un anticipo de 300 millones. ¿Dónde está su palabra? Por cosas como esas hay que revisar el presupuesto", abundó.

El PP exigirá a los socialistas que perfilen su proyecto de economía sostenible, que ahora, a su juicio, es "un montón de palabras". Porque la situación de Andalucía, apuntó, no se cura con "eslóganes". "Como sigan así habrá mucho que sostener, porque Andalucía se nos va a caer a pedazos con un millón de parados", avisó.

  • 1