viernes, 14 diciembre 2018
17:50
, última actualización
Local

Griñán disuelve el Parlamento para las elecciones autonómicas

La provincia de Málaga ganará un escaño en la nueva Cámara autonómica en detrimento de Jaén.

el 30 ene 2012 / 13:16 h.

TAGS:

Griñán firma el decreto de disolución del Parlamento antes de la elecciones autonómicas.
El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha firmado en el Palacio de San Telmo el decreto de disolución del Parlamento andaluz y de convocatoria de las elecciones autonómicas el domingo 25 de marzo de 2012 , que se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) este martes, día desde el que no podrá llevarse a cabo publicidad institucional hasta la fecha electoral.


Según informa la propia Junta, el decreto recoge, en su artículo 1, la disolución del Parlamento, elegido el 9 de marzo de 2008, y, en su artículo 2, la convocatoria de las elecciones a la Cámara autonómica. A continuación, el artículo 3 otorga a cada circunscripción electoral el número de diputados que recoge el artículo 17.4 de la Ley Electoral de Andalucía: 12 por Almería; 15 por Cádiz; 12 por Córdoba; 13 por Granada; 11 por Huelva; 11 por Jaén; 17 por Málaga; y 18 por Sevilla. Con esta nueva distribución, Málaga gana un escaño en detrimento de Jaén en relación con la actual composición de la Cámara autonómica.

Por su parte, el artículo 4 establece que la campaña electoral se iniciará a las 00.00 horas del día 9 de marzo y finalizará a las 00.00 horas del sábado 24 de marzo, que será la jornada de reflexión. La sesión constitutiva del Parlamento, tras los comicios, tendrá lugar el 19 de abril, según se establece en el artículo 5.

El resto del articulado recoge los detalles de la campaña institucional, las normas por las que se rigen estas elecciones y la publicidad del propio decreto. Según marca la legislación, la publicación de las candidaturas presentadas se realizará el vigésimo segundo día posterior a la de la convocatoria, es decir, el 21 de febrero, con lo que la presentación deberá realizarse entre los días 14 y 19 del mismo mes.

SIN PUBLICIDAD INSTITUCIONAL DESDE EL MARTES 31

El artículo 6 de la Ley andaluza de Publicidad Institucional establece que este tipo de actividad "no puede llevarse a cabo en el periodo comprendido entre el día de la publicación de cualquier convocatoria electoral con incidencia en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía y el día de la votación".

No obstante, dicha norma establece que esta limitación no es aplicable a las actividades publicitarias "relacionadas con la organización y desarrollo de los correspondientes procesos electorales; la comunicación pública que las administraciones lleven a cabo con carácter estrictamente informativo, en forma de convocatoria o aviso o relativa al funcionamiento de servicios; las actividades publicitarias necesarias para la salvaguarda del interés general o para el desarrollo correcto de los servicios públicos; y aquellas actividades publicitarias que vengan exigidas legal o reglamentariamente".

Sin embargo, la Ley Electoral sí establece que durante la campaña el Consejo de Gobierno podrá realizar campaña institucional orientada exclusivamente a fomentar la participación de los electores en la votación. Al respecto, la Ley de Publicidad Institucional determina que "en las campañas institucionales para promover la participación en las elecciones no pueden utilizarse eslóganes, simbología o elementos publicitarios identificables de los partidos", al igual que "los partidos políticos tampoco pueden utilizar durante la campaña electoral eslóganes, simbología o elementos publicitarios identificables con las campañas institucionales".

PRIMERAS ELECCIONES AUTONOMICAS EN SOLITARIO DESDE 1990

Andalucía celebrará el próximo 25 de marzo sus primeras elecciones autonómicas en solitario desde el año 1990 merced a la decisión del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de agotar la legislatura tras el adelanto de los comicios generales decidido por el exjefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero.

Las elecciones autonómicas han coincidido con las generales en las cuatro últimas citas, en los años 1996, 2000, 2004 y 2008, mientras que en 1994 los comicios autonómicos se produjeron al mismo tiempo que las elecciones al Parlamento Europeo.

Hasta ahora, sólo dos elecciones autonómicas en Andalucía se han celebrado sin coincidir con otros comicios: en 1982, la primera cita con las urnas de ámbito regional tras el acceso a la autonomía plena; y en 1990, en las que Manuel Chaves alcanzó el primero de sus seis mandatos al frente de la Presidencia de la Junta.

Se da la circunstancia de que, tras esa primera experiencia, Chaves siempre optó por la coincidencia de las elecciones autonómicas con otros comicios: con las elecciones al Parlamento Europeo en 1994 y con las generales en 1996, 2000, 2004 y 2008.

El PSOE siempre ha logrado el triunfo en las elecciones autonómicas en Andalucía, por mayoría absoluta en cinco ocasiones --1982, 1986, 1990, 2004 y 2008-- y por mayoría simple en el resto. Entre 1994 y 1996 gobernó en minoría y Chaves optó por el adelanto electoral frente a la 'pinza' de PP e IU. Entre 1996 y 2004 los socialistas formaron gobierno de coalición con el PA.

DATOS HISTÓRICOS DE PARTICIPACION

La participación electoral en los comicios autonómicos celebrados en Andalucía durante los últimos 30 años ha sido más alta en las cuatro ocasiones en que se han convocado junto a las elecciones generales (1986, 1996, 2000 y 2004), años en los que el porcentaje de votantes nunca bajó del 68 por ciento.

Según los índices registrados en las sucesivas elecciones consultados por Europa Press, la participación de los electores andaluces en las autonómicas registra sus menores niveles en las dos ocasiones en que los comicios se celebraron en solitario, en 1982 y 1990, con una participación del 66,31 y del 54,78 por ciento, respectivamente.

Por contra, la cifra más alta de participación se registró en los comicios autonómicos de 1996, coincidentes con los generales, con un 77,94 por ciento, mientras que el mayor índice de abstención se produjo en las autonómicas de 1990, convocadas en solitario, cuando el 45,22 por ciento de los andaluces no acudieron a la cita con las urnas.

La simultaneidad de comicios autonómicos y generales siempre ha ofrecido mejores datos de participación, ya que, al margen del 77,94 por ciento registrado en 1996, también concentra los otros cuatro mejores índices de la historia electoral autonómica: el 75,79 por ciento en 2004; el 73,65 por ciento en 2008; el 70,55 por ciento en 1986 y el 68,71 por ciento en 2000. La coincidencia con las europeas en 1994 situó el índice de participación en el 67,28 por ciento.

  • 1